Cáncer de próstata: síntomas

Los síntomas del cáncer de próstata, como en una gran parte de los tumores malignos, no causan ninguna alteración perceptible por el paciente en las fases iniciales de la enfermedad.

Además, no existen síntomas patognomónicos (que definan y sean propios) del cáncer de próstata.
 

Síntomas del cáncer de próstat

 

¿Cuándo aparecen los síntomas?

Son tumores que generalmente evolucionan lentamente y normalmente la sintomatología va a presentarse en etapas más avanzadas del proceso.

Por otra parte, dado que el cáncer de próstata se presenta con más frecuencia a partir de los 50 años, edad en la que también aumenta la incidencia de la Hipertrofia Benigna de Próstata, los síntomas de ambas patologías, pueden superponerse.

Síntomas locales

Algunos de los síntomas del Tracto Urinario Inferior que pueden aparecer son los siguientes.

  • Urgencia miccional: imperiosidad miccional que puede ir acompañada  incluso de pérdida involuntaria de la orina, (urgencia-incontinencia).
  • Aumento de la frecuencia de orinar, tanto por el día como por la noche (nicturia).
  • Disuria: dolor y escozor durante la micción (micción dolorosa).
  • Retardo en el inicio de la micción y disminución de la fuerza del chorro miccional o intermitencia del mismo.
  • En ocasiones la uretra se obstruye por el tumor y aparece retención urinaria (obstrucción).
  • Goteo posmiccional.
  • Sensación de vaciamiento incompleto de la vejiga. 
  • Hematuria (sangre en la orina).
  • Hemospermia (sangre en el semen).

Síntomas generales

Existen algunos síntomas generales del cáncer de próstata que suelen aparecer en las fases más   avanzadas de la enfermedad, como son la pérdida de peso o apetito, dolor óseo localizado, anemia, edemas (hinchazón) en los miembros inferiores e insuficiencia renal que suelen aparecer en los estadios avanzados de la enfermedad.

Recomendaciones

Si aprecias cualquiera de los síntomas mencionados, debes acudir a tu médico para que te realice las pruebas necesarias y pueda hacer un diagnóstico cuanto antes.

Recuerda que estos síntomas también pueden aparecer asociados a enfermedades benignas. Antes de asumir que tienes una enfermedad grave, espera a conocer el  resultado de las pruebas.