Cánder de recto: ¿Qué es?

El cáncer de recto y el cáncer de colon se suelen denominar conjuntamente cáncer colorrectal. El cáncer de recto es el tumor maligno derivado de la proliferación anómala de las células de la mucosa del recto.

A pesar de que el cáncer de colon y el de recto son similares en varios aspectos, sus tratamientos son bastante diferentes. Es igual de frecuente tanto en hombres como en mujeres, y el riesgo de desarrollarlo aumenta a partir de los 50 años.

Cáncer de recto: qué es - Cuerpo con cáncer de recto

 

Origen del tumor en el recto

El tumor de recto se produce por el crecimiento incontrolado de las células cuando se alteran los mecanismos que regulan su función, siendo este un proceso extraordinariamente complejo y que se produce durante un periodo prolongado de tiempo.

Las causas por las que se origina el cáncer de recto pueden ser múltiples y se denominan factores de riesgo. Algunos de estos factores de riesgo se pueden modificar, como la alimentación y la obesidad, mientras que otros no pueden modificarse como la edad o la herencia.

Incidencia del tumor de recto

En general, el riesgo de padecer cáncer colorrectal en el transcurso de la vida es de aproximadamente 1 en 23 (4.4%) para los hombres y de 1 en 25 (4.1%) para las mujeres. Resulta difícil separar los aspectos epidemiológicos del cáncer de recto de los del cáncer de colon porque es frecuente que en los estudios epidemiológicos se analicen juntos el cáncer de colon y el cáncer de recto (es decir, cáncer colorrectal).

El cáncer colorrectal es la tercera forma más común de cáncer en el mundo. En 2012, se calculó que hubo 1,36 millones de casos nuevos de cáncer colorrectal y 694 000 defunciones El cáncer de recto supone aproximadamente una tercera parte de los adenocarcinomas colorrectales.

Incidencia en España

Según Redecan en 2015 el cáncer más frecuente fue el de colon y recto, con 39.553 nuevos casos. Le siguen los tumores de próstata (32.641 casos en 2014), de pulmón (27.859) y de mama (26.354). A más distancia se situó el cáncer de vejiga urinaria, con una incidencia de 20.254 casos.

Por sexos, los tumores más habituales en los hombres fueron los de próstata (32.641 casos), colon y recto (23.482), pulmón (22.455 casos) y vejiga urinaria (16.756 casos). En las mujeres, el de mama (26.354 casos), colon y recto (16.071 casos) y cuello uterino (5.963 casos), si bien el cáncer de pulmón ocupó ya la cuarta posición con 5.404 casos nuevos.

Tipos de cáncer de recto

La mayoría de los tipos de cáncer de recto son adenocarcinomas, pero existe un pequeño porcentaje de tumores de otras estirpes histológicas, como neoplasias neuroendocrinas, sarcomas, linfomas y carcinomas de células escamosas, que tienen unas características y tratamientos diferentes.

Adenocarcinoma de recto

El adenocarcinoma de recto es el tipo de tumor más frecuente en el recto. Representa el 95-98% de los tumores que asientan en esta localización anatómica. Al igual que en el cáncer de colon, el adenocarcinoma se puede clasificar en tres grados histológicos:

  • Bien diferenciado.
  • Moderadamente diferenciado.
  • Escasamente diferenciado.

Otros tipos de tumor en el recto

Existe una serie de tumores, diferentes al adenocarcinoma, muy poco frecuentes en el recto. La incidencia de cada uno de estos tumores es difícil de precisar. Según los datos de los años 2005-2009 de la National Cancer Institute's Surveillance Epidemiology and End Results el 1,7% eran otros carcinoma diferentes al adenocarcinomas, 3,3% tumores carcinoides, 0,5% carcinomas epidermoides, 0,1% sarcomas y 0,1% otros tipos.

  • Neoplasias neuroendocrinas: Las neoplasias neuroendocrinas pueden localizarse en diferentes órganos. Se clasifican por su grado de diferenciación (bien o pobremente diferenciados) y su grado histológico (G1, G2 y G3), De esta manera forman 3 grupos diferentes: tumor neuroendocrino (NET); carcinoma neuroendocrino (NEC) y carcinoma adenoneuroendocrino mixto (MANEC).su tratamiento es quirúrgico y en algún caso es preciso añadir quimioterapia.
  • Sarcomas: La mayoría de estos tumores son gastrointestinal stromal tumor (GIST). Se pueden localizar en todo el aparato digestivo, el 10% de ellos lo hacen en el recto. Su tratamiento es quirúrgico.
  • Linfomas: El linfoma gastrointestinal es raro. Debido al escaso número de pacientes y a los varios subtipos histológicos, no hay un tratamiento estandarizado de los linfomas colorrectales.
  • Carcinoma escamoso: El carcinoma escamoso es un tumor poco frecuente, que habitualmente se localiza en esófago y en ano. La afectación rectal es muy rara. En muchos casos son, en realidad, una extensión de un carcinoma de ano. Ocasionalmente tienen un patrón histológico mixto y se denominan carcinoma adenoescamos. El tratamiento suele ser la quimiorradioterapia y si persiste enfermedad, se realiza cirugía.

Estadios del cáncer de recto

El estadio del cáncer de recto depende del tamaño del tumor, de la presencia o no de metástasis ganglionares y de la presencia o no de metástasis viscerales.

Actualmente un 44% de los pacientes se diagnostican en estadios iniciales o localizados, un 40% ya con afectación locorregional o localmente avanzados, y solamente un 16% en estadios avanzados o metastáticos. Estos datos son ligeramente mejores que los observados en el cáncer de colon.

Clasificación TNM en el cáncer de recto

El sistema de estadificación que se emplea con más frecuencia para el cáncer colorrectal es el sistema TNM del American Joint Committee on Cancer (AJCC), en vigor desde enero de 2018. Este sistema usa la etapa patológica (también llamada la etapa quirúrgica), la cual se determina mediante el examen del tejido extirpado durante una operación.

La T se refiere al nivel de extensión del tumor primario en las paredes del intestino:

  • Tis: es el tumor “in situ”, confinado a la mucosa, que no traspasa las capas de la misma.
  • T1: tumor que invade la submucosa.
  • T2: tumor que invade la muscularis propia.
  • T3: tumor que llega hasta la subserosa o los tejidos grasos perirrectales.
  • T4: puede ser:
  • T4a: El tumor ha crecido a través de la pared del recto, pero no ha crecido hacia otros tejidos u órganos adyacentes.
  • T4b: tumor que invade tejidos de órganos adyacentes, como la vejiga urinaria, próstata, vagina o útero.

La N se refiere a la presencia o no de afectación de los ganglios linfáticos regionales o más próximos a la zona donde se origina el tumor.

  • N0: significa ausencia de afectación ganglionar.
  • N1: significa presencia de afectación tumoral en 1 a 3 glanglios linfáticos perirrectales.
  • N2: significa metástasis o afectación de 4 ó más ganglios linfáticos.(N2a: entre 4 a 6 ganglio, N2 b: a 7 o más ganglios).

La M se refiere a la presencia confirmada de metástasis a distancia:

  • M0: es ausencia de metástasis.
  • M1: es presencia de metástasis a distancia.

Combinando la situación T, N y M se crea la Clasificación por estadios:

Cáncer de recto - Clasificación por estadios