¿Cómo te podemos ayudar?

¿Qué es el cáncer de recto?

El recto es la parte más distal del colon, justo antes del ano.

Anatómicamente el recto se puede dividir en tres partes: recto bajo (el más cercano al ano), recto medio y recto alto (que es el que se continúa con el colon sigmoide, inmediatamente superior). La longitud del recto es de 10-12 centímetros.

Las paredes del recto son muy similares a las del colon pero se diferencia de éste en que está fijo en la pelvis. El colon en cambio es un órgano intraperitoneal y relativamente móvil.

 

El cáncer de recto es el tumor maligno derivado de la proliferación anómala de las células de la mucosa del recto.

Se produce el crecimiento incontrolado de las células cuando se alteran los mecanismos que regulan su función, siendo este un proceso extraordinariamente complejo y que se produce durante un periodo prolongado de tiempo.

El recto se sitúa en la pelvis, como se ha mencionado antes. El crecimiento de un tumor originado en esta zona anatómica será tanto hacia la luz o zona “hueca” del recto, como hacia fuera, traspasando las paredes del recto y llegando a los tejidos vecinos.

El drenaje linfático del recto es bastante diferente al de colon. El drenaje linfático del recto va, principalmente, hacia los ganglios perirrectales y paravertebrales.

Por último el tumor también se puede extender por los vasos sanguíneos dando lugar a metástasis en órganos distantes. En el cáncer de recto son más frecuentes las metástasis en el pulmón, a diferencia de lo que ocurre en el cáncer de colon.                                                                

 

 

 

Enlace de interés: Cáncer en imágenes

 

Contenido relacionado