¿Cómo te podemos ayudar?

¿Qué es el cáncer de riñón?

Los riñones forman parte del sistema urinario, son órganos dobles (derecho e izquierdo), y están encargados de filtrar y depurar la sangre para eliminar los desechos, exceso de agua y sales en forma de orina.

Anatomía del ríñón

 

Tienen forma de habichuela, miden alrededor de 12 cm y pesan unos 150 gramos y están situados a ambos lados de la columna lumbar. Para poder ejercer su función precisan estar en contacto con el torrente sanguíneo, por lo que tienen gran cantidad de vasos sanguíneos.

Una vez filtrada y depurada la sangre, el material de deshecho, el  exceso de agua y sales (orina), pasa de cada riñón a la vejiga a través de un tubo llamado uréter. La vejiga es una cavidad formada por potentes fibras musculares para poder realizar la micción.

Los tumores malignos del riñón se denominan adenocarcinomas renales o hipernefromas, mientras que los tumores de los uréteres y de la vejiga urinaria se denominan uroteliomas. Estos dos tipos de tumores son muy diferentes, tanto en su pronóstico como en su tratamiento.

 

Nuestro organismo está constituido por un conjunto de órganos, los cuales a su vez están formados por células, que se dividen de forma regular con el fin de reemplazar a las ya envejecidas o muertas, y mantener así la integridad y el correcto funcionamiento de los distintos órganos.

Este proceso está regulado por una serie de mecanismos que indican a la célula cuándo comenzar a dividirse y cuándo permanecer estable.

Cuando estos mecanismos se alteran en una célula, ésta y sus descendientes inician una división incontrolada que con el tiempo dará lugar a un tumor.

Si estas células además de crecer sin control adquieren la facultad de invadir tejidos y órganos de alrededor (infiltración) y de trasladarse y proliferar en otras partes del organismo (metástasis) se denomina tumor maligno, que es a lo que llamamos cáncer.

Cuando las células tumorales, con capacidad de invadir los tejidos sanos de alrededor y de alcanzar órganos alejados e implantarse en ellos, están ubicadas en el riñón, hablamos de cáncer de riñón o hipernefroma.

Las ultimas cifras recogidas en el informe GLOBOCAN 2008 reflejaron un total de 196.902 casos de cáncer excluyendo los cánceres de piel no melanoma, de ellos, se diagnosticaron un total de 4.529 casos de cáncer renal y 1.915 fallecimientos.

El cáncer de riñón, también llamado hipernefroma, puede curarse con una operación quirúrgica cuando está localizado. Sin embargo cuando el tumor se ha extendido a otros lugares (metástasis), el pronóstico en general es muy desfavorable, aunque un pequeño porcentaje de  pacientes pueden tener una lenta evolución durante varios años.

El cáncer de riñón es uno de los pocos tumores en los que se han descrito, de forma excepcional, regresiones espontáneas.

 

 

 

 

 

Contenido relacionado