La anatomía de los testículos

Para comprender mejor los tumores testiculares es conveniente tener una breve descripción de la anatomía de los testículos. Los testículos son las glándulas sexuales masculinas y se hallan dentro del escroto, que es una bolsa de piel suspendida debajo del pene.

Anatomía de los testículos

 

Función de los testículos

Al igual que el ovario en la mujer, el testículo en el varón tiene un papel reproductor y otro hormonal. El papel reproductor es la formación de espermatozoides, que son las células que fertilizan los óvulos femeninos.

Su papel hormonal es la producción de la testosterona que es la hormona encargada de los caracteres sexuales secundarios (rasgos varoniles: aumento del pene y escroto, crecimiento de barba y bigote, voz grave, aumento de masa muscular, etc). 

Ubicación de los testículos

La ubicación de los testículos es en la bolsa escrotal o escroto situada por debajo del pene. Existe una patología que es la criptorquidia, en la que los testículos no han descendido del abdomen a la bolsa escrotal. Tienen forma ovoidea y se sujetan gracias a un cordón denominado cordón espermático, por donde le llegan los vasos sanguíneos y nervios, y por donde sale el conducto deferente (encargado de llevar los espermatozoides).

Los testículos están recubiertos por dos capas de tejido conectivo: la albugínea y la vaginal (con su capa visceral y parietal).
Los espermatozoides se producen dentro de los testículos en unas estructuras tubulares muy finas denominados túbulos seminíferos. Por detrás de cada testículo se encuentra una formación también en forma de tubo fino muy enrollado que son los epidídimos. Allí los espermatozoides maduran y se almacenan. Posteriormente saldrán al exterior recorriendo el conducto deferente, al final del cual recibirán el líquido seminal (procedente de las vesículas seminales) y el líquido prostático (procedente de la próstata), constituyendo el semen. Este saldrá por la uretra hacia fuera para la fertilización del óvulo.

Además de las células productoras de espermatozoides, en el testículo están las células de Leydig, que son las que producen las hormonas masculinas o andrógenos. También hay células de Sertoli que sirven de sostén, aportan nutrientes y otras funciones.