¿Cómo te podemos ayudar?

Factores de riesgo del cáncer de útero

Un factor de riesgo para el cáncer es cualquier agente que incrementa el riesgo de padecer dicho tumor; es decir, la persona expuesta a este factor tiene más probabilidades de desarrollar la lesión maligna.

Es importante destacar que no toda persona expuesta a un factor de riesgo desarrollará un cáncer. En la actualidad, se conocen factores que parece que poseen un papel más o menos importante en el desarrollo del cáncer de útero. Entre ellos destacan: 
  • Edad: el cáncer de útero es más frecuente a partir de los 50 años.
  • Hiperplasia del endometrio: es una enfermedad benigna que consiste en el aumento del número de células endometriales. Suele aparecer a partir de los 40 años. En algunas ocasiones si no se administra el tratamiento adecuado, la hiperplasia puede evolucionar a cáncer.
  • Obesidad: las mujeres obesas tienen más riesgo de desarrollar un cáncer de útero que las mujeres con peso normal.
  • Diabetes: la diabetes aumenta ligeramente el riesgo de aparición de este tumor.
  • Administración de estrógenos: los ovarios se encargan de producir dos tipos de hormonas femeninas: los estrógenos y la progesterona. Los cambios en los valores de cada una de ellas mantienen el ciclo menstrual cada mes. Si aparece un desequilibrio entre ambas a favor de los estrógenos se puede incrementar el riesgo de cáncer de endometrio. Por este motivo, las mujeres con menopausia que reciben tratamiento hormonal sustitutivo toman preparados en los que se combinan ambas hormonas. La administración únicamente de estrógenos aumenta el riesgo de cáncer de endometrio.
  • Historia familiar: aunque muy poco frecuente, el cáncer de útero puede aparecer en familias con predisposición genética a otros tumores, como por ejemplo en familias con cáncer de colon hereditario. Las mujeres de dichas familias poseen un riesgo incrementado para cáncer de colon y de útero.

El empleo de tamoxifeno (tratamiento hormonal para el cáncer de mama) durante periodos largos de tiempo, incrementa mínimamente el riesgo de cáncer de útero. Sin embargo, este riesgo es tan ligero, que el beneficio que se obtiene de este tratamiento hormonal en el cáncer de mama lo supera con creces. 

 

¿Te has quedado con alguna duda? Llámanos. 900 100 036

En la AECC te escuchamos y te apoyamos.

Nuestro equipo de profesionales responderá a tus preguntas. 

Llámanos al Infocáncer 900 100 036, en cualquier momento en cualquier lugar o escríbenos nuestro consultorio on-line.

Contenido relacionado