¿Cómo te podemos ayudar?

Seguimiento y revisiones después del cáncer de vagina

Una vez finalizado el tratamiento es preciso realizar revisiones periódicas. Son necesarias para confirmar que sigues bien, para seguimiento y control de los efectos secundarios del tratamiento y para instaurar, en caso necesario, un tratamiento lo más rápidamente posible.

Incluso tras el tratamiento más completo existe un riesgo de reaparición de la enfermedad. El riesgo de reaparición de la enfermedad disminuye con el paso del tiempo, y está en relación con el estadio inicial.

Las pruebas que habitualmente se solicitan en las revisiones periódicas, tras la realización de una exploración ginecológica minuciosa y en ocasiones se completan con otras pruebas (radiografías, análisis, etc).

 

Contenido relacionado