Cáncer de vejiga: supervivencia

La supervivencia del cáncer de vejiga en España es superior a la media europea, sin embargo, en nuestro país fallecen unas 4.100 personas al año a causa del cáncer de vejiga.

supervivencia del cáncer de vejiga

 

Pronóstico del cáncer de vejiga en España

Aproximadamente el 75% de los hombres y el 70% de las mujeres que sufren un cáncer de vejiga en España sobreviven más de 5 años. Se trata de una supervivencia global, sin tener en cuenta edad, tipo histológico o fase de la enfermedad.

La supervivencia en España es superior a la media europea, que se sitúa en torno al 69% a los 5 años, y junto con Islandia, Alemania y Austria, registra las tasas de supervivencia  más altas de Europa. 

Índice de mortalidad del cáncer de vejiga

El cáncer de vejiga fue la causa de aproximadamente 145.000 muertes en todo el mundo en el año 2002, siendo la novena causa de muerte por cáncer entre los hombres (2,8% del total de fallecimientos por tumores malignos).

Índice de mortalidad en España

En España fallecen unas 4.400 personas al año por su causa, 3.514 hombres, y 886 mujeres. Es la sexta causa de muerte por cáncer en los hombres, tras los tumores de pulmón, colorrectal, próstata, hematológicos y estómago. Los municipios con mayor mortalidad son los del sur de Andalucía  (Huelva, Cádiz, Sevilla y Almería) y el área de Barcelona.

La tasa de mortalidad en España es de las mas altas del mundo en hombres (tasa ajustada mundial en 2002: 9 muertes/100.000 habitantes/año). Como la incidencia, la mortalidad es muy superior en ellos (la razón de sexos es de 4,6 hombres fallecidos por cada mujer). La mortalidad en mujeres es baja (1,4) y permanece estable.

La edad media al fallecimiento por cáncer de vejiga en España es de 72 años entre los hombres y 75 entre las mujeres. La mortalidad desciende en España desde los años 90. En nuestro país el descenso comenzó un poco mas tarde que en el resto de Europa y es achacable al descenso de fumadores, a la prevención de los riesgos laborales, a los mejores tratamientos  y a los diagnósticos cada vez mas precoces. Pero a pesar del descenso en las tasas de mortalidad, el aumento y envejecimiento de la población, hacen presumir un aumento en el número de muertes por esta enfermedad en los próximos años.