¿Cómo te podemos ayudar?

Seguimiento y revisiones después del cáncer de vesícula biliar

Una vez finalizado el tratamiento es preciso realizar revisiones periódicas. Son necesarias para que sigas bien, para seguimiento y control de los efectos secundarios del tratamiento y para instaurar, en caso necesario, un tratamiento lo más rápidamente posible.

El riesgo de reaparición de la enfermedad disminuye con el paso del tiempo. Por ello, durante los dos o tres primeros años tras el diagnóstico es aconsejable realizar revisiones cada tres o cuatro. meses. Durante los años 4º y 5º las revisiones pueden espaciarse algo más y se realizan cada seis meses. A partir del 5º año las revisiones pueden hacerse anualmente

 

Contenido relacionado