¿Cómo te podemos ayudar?

¿Qué es el cáncer de vías biliares?

Los conductos biliares proceden del hígado y conducen la bilis hacia el intestino, desembocando primero en la vesícula biliar.

De este pequeño órgano sale otro conducto biliar más grande, llamado colédoco, que es el que termina en el intestino delgado, en concreto en la segunda porción del duodeno, en la llamada “ampolla de Vater”. 

 

Cuando las células tumorales, con capacidad de invadir los tejidos sanos de alrededor y de alcanzar órganos alejados e implantarse en ellos, están ubicadas en las vías biliares, hablamos de un colangiocarcinoma.

 

Las células que recubren por dentro los conductos biliares pueden transformarse en células malignas, ocasionando un “colangiocarcinoma” que es el nombre que reciben los tumores malignos de las vías biliares, ya sea en su parte intrahepática o extrahepática, incluyendo al colédoco.

Cuando el tumor se sitúa en la bifurcación de los conductos biliares hepáticos se le llama “Tumor de Klatskin”.

Contenido relacionado