Principales síntomas del Linfoma no Hodgkin

No hay unos síntomas del Linfomas No Hodgkin definidos y específicos.

Al abarcar los LNH un grupo importante de subtipos de linfomas, que difieren en cuanto a tipo celular, pronóstico y tratamiento, obviamente también los síntomas y la forma de presentación pueden ser muy diversos y diferentes.

 

Paciente explicando los síntomas del Linfoma No Hodgkin

 

Tipos de síntomas

No en todos los casos, ni todos los tipos de linfomas van a producir los mismos síntomas, ya que dependerá -sobre todo- de la velocidad de crecimiento de las células y del territorio linfático afectado.

Síntomas iniciales

Inicialmente pueden no producirse síntomas, hasta que aparece un bulto grande no doloroso en el cuello, las axilas o las ingles. Y estos nódulos (que son los ganglios linfáticos infiltrados) se pueden ver y notar al palpar.

En ocasiones estas adenopatías (que es como se llaman estos ganglios aumentados) crecen en el interior del cuerpo por lo que no se tienen por qué notar, aunque se pueden presentar molestias inespecíficas (malestar digestivo, molestias respiratorias…).

Síntomas generales

Algunas veces pueden hincharse algunos órganos como el bazo, el hígado o el estómago. Y producir signos de hinchazón o discomfort abdominal.

Otras veces pueden aparecer síntomas generales, como por ejemplo:

  • Fiebre (sin foco aparente, y continuada durante varios días).
  • Sudores nocturnos muy intensos.
  • Cansancio.
  • Pérdida involuntaria de peso sin motivo.
  • Erupción de manchas en la piel, con enrojecimiento, irritación y/o picores.