¿Cómo te podemos ayudar?

Secuelas después del linfoma tipo Hodgkin

El tratamiento del linfoma de Hodgkin cura a la mayoría de los enfermos. Sin embargo, se han descrito algunas complicaciones tardías y riesgos a largo plazo que pueden presentar los supervivientes y que conviene conocer.

La radioterapia puede dañar los órganos que están cerca del campo de radiación, como por ejemplo la glándula tiroides, las mamas, corazón, pulmón, gónadas (testículos y ovarios), etc y provocar de forma infrecuente la aparición de nuevos tumores (sobre todo de mama y pulmón).

La quimioterapia puede provocar a largo plazo (de forma infrecuente) alteraciones cardiacas o pulmonares o nuevos tumores (leucemia, síndromes mielodisplásicos y otros tipos de linfoma distintos del inicial). Por último, la fertilidad se puede ver afectada con algunos tipos de quimioterapia, por lo que se recomienda discutir con su médico especialista la necesidad o no de iniciar estrategias de preservación de la fertilidad.

 

Actualizado por el Dr. Fernando Ramos Ortega, Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH)

Contenido relacionado