¿Cómo te podemos ayudar?

¿Qué son los sarcomas de partes blandas?

Durante el desarrollo gestacional, se forman nuestros tejidos y nuestros órganos a partir de una de las tres capas embrionarias, denominadas ectodermo, mesodermo y endodermo.

Del mesodermo se van a formar determinados  tejidos como los músculos, los tejidos cartilaginosos, las articulaciones,  los huesos, los tejidos conectivos (por ejemplo los tendones), los vasos saguíneos y linfáticos y los tejidos grasos. Estos tejidos a su vez están formados por células, que se dividen de forma regular con el fin de reemplazar a las ya envejecidas o muertas y mantener así la integridad y el correcto funcionamiento de los cuerpos. Este proceso está regulado por una serie de mecanismos que indican a la célula cuándo comenzar a dividirse y cuándo permanecer estable. Cuando éstos mecanismos se alteran en una célula, ésta y sus descendientes inician una división incontrolada que con el tiempo dará lugar a un tumor.

Llamamos sarcoma de partes blandas, a aquella enfermedad en la que se desarrollan células malignas a partir de alguna de las células que derivan del mesodermo, a excepción del hueso (en este caso no hablaríamos de sarcomas de partes blandas, sino de osteosarcomas).

Los sarcomas de partes blandas pueden aparecer en los tejidos mesodérmicos de las extremidades (más de la mitad de los casos), del tronco y del abdomen e incluso del cuello y la cabeza.

En ocasiones los sarcomas surgen en tracto gastrointestinal; en ese caso hablamos de un tipo de sarcoma muy especial, muy diferente al resto tanto en su crecimiento, pronóstico y tratamiento. Estos tumores originados del tracto gastrointestinal se denominan sarcomas del estroma gastrointestinal (GISTs por sus siglas en inglés).

 

Contenido relacionado