Pasar al contenido principal

Los momentos iniciales

¿Cómo te podemos ayudar?

Los momentos iniciales

El objetivo principal en este momento es recuperar sus actividades, intereses, inquietudes, etc..

Es frecuente que una vez terminados los tratamientos tengas emociones contradictorias. Alivio y alegría por terminar los tratamientos, pero también es probable que tengas una cierta sensación de vacío e inseguridad. Es normal. 


Durante un tiempo has tenido a los médicos controlándote exhaustivamente, y al recuperar tu vida cotidiana es fácil que te sientas desprotegido y algo extraño. 

Tómate un tiempo. Lo necesitas para recuperarte física y psicológicamente. Recuerda que es normal que aparezcan altibajos emocionales.

 

  • No pienses que por el hecho de sentirte mal cuando crees que deberías sentirte bien tienes un problema psicológico; es una fase más del proceso de adaptación.

  • No te dejes vencer por la sensación de amenaza. Una vez finalizados los tratamientos muchos enfermos viven con la sensación de que la enfermedad es una amenaza inminente y continua.

 

Esta sensación puede intensificarse cuando acudas a las revisiones. No olvides que si tus tratamientos han finalizado y la enfermedad está controlada no hay motivos para que te sientas amenazado cada día. 

 

  • Comenta a los que te rodean que no se preocupen, que es normal lo que ocurre, que pasará pronto. Explícales que no deben forzarte a sentirte siempre bien. Y recuérdalo tú también.  

 

Ocúpate de tu vida y no sólo de tu enfermedad.