Este bloque está deteriorado o desaparecido. Puede que esté perdiendo contenido. Es posible que tenga que activar el módulo original.
/sites/default/files/aecc-posts/foto%20%2812%29_0.jpg

EL SOL PASA FACTURA, CUÍDATE

Cada año aumenta un 10% el número de casos de melanoma, el cáncer de piel con peor pronóstico. Tomando las medidas adecuadas se podría reducir considerablemente el riesgo de padecer este cáncer de piel. No obstante, este tipo de cáncer puede aparecer como consecuencia de los hábitos de exposición solar sin la debida protección, que tuvieron lugar hace más de diez años.

Por eso la mejor opción es combinar las medidas de prevención con la vigilancia de nuestra piel para poder detectar a tiempo cualquier lesión sospechosa de ser maligna.

CONSEJOS DE PREVENCIÓN DEL CÁNCER DE PIEL

  • Evitar la exposición solar entre las 12 y las 16 horas. 
    Según un estudio del Observatorio del cáncer, el 42% de los encuestados indicaron esta franja como la de mayor exposición al sol en la playa.
  • Protegerse con crema solar, gafas, gorra y camiseta.
  • Evitar a toda costa las quemaduras solares.
    La piel no se pone roja porque sí, se trata de la reacción a una agresión dañina.
  • Es aconsejable usar la crema protectora con un factor superior a 30 y si tiene la piel y/u ojos claros con un factor 50+, además debe aplicarse cada dos horas o después de cada baño.
  • Evitar el uso de cabinas bronceadorasya que eleva el riesgo de tener cáncer de piel. El 31,9% de la población desconoce que los rayos UVA favorecen la aparición de este tipo de cáncer y la mitad de los usuarios de las cabinas bronceadoras no utiliza ninguna medida protectora o solamente gafas.
  • Protegerse también a diario fuera de playas y piscinas. El 20% de los encuestados no utiliza ningún tipo de protección.

LA DETECCIÓN PRECOZ EMPIEZA POR TI

Hay una falta de percepción de riesgo en las lesiones de la piel, sobre todo en personas más mayores. Además, según el Oncobarómetro, el 85% de los encuestados no se han realizado una autoexploración en los dos últimos años. Si observas que las manchas cambian de tamaño, color, forma, textura, si se vuelven asimétricas, pican, sangran o parecen una herida que no llega a cicatrizar, pide cita con tu médico.

El cáncer de piel tiene un pronóstico favorable si se detecta a tiempo. Por eso la autoobservación periódica de la piel es clave para hallar cualquier pequeño cambio sospechoso reciente que pueda posteriormente evaluar un dermatólogo.

No te llevará más de cinco minutos hacer un buen repaso por toda la piel, frente a un espejo y sin dejar un hueco por observar. Para la nuca, espalda, glúteos y parte de atrás de las piernas lo mejor es ayudarse de un espejo de mano y observar tu piel en el reflejo. No hay que olvidar los labios, las orejas, entre los dedos o el cuero cabelludo. Si observas que las manchas cambian de tamaño, color, forma, textura, si se vuelven asimétricas, pican, sangran o parecen una herida que no llega a cicatrizar, pide cita con tu médico.

REVISA TU PIEL UNA VEZ AL MES. SI TIENES DUDAS SOBRE ALGUNA MANCHA O LESIÓN, ACUDE A TU DERMATÓLOGO