La AECC de Madrid acerca a empleados de Globalvia los pormenores del virus del papiloma humano

El mensaje de prevención de la AECC de Madrid volvió en la matinal del miércoles 21 de junio a los empleados de la sede del madrileño paseo de la Castellana de Globalvia, empresa líder mundial en gestión de concesiones de infraestructuras, de la mano del doctor Santiago Méndez, esta vez bajo el título ‘Aspectos epidemiológicos y preventivos del papiloma humano (VPH-HPV)’.

El docto Méndez calificó este virus como la enfermedad de transmisión sexual más frecuente y destacó “su importante por ser agente etiológico del cáncer de cuello uterino, entre otros”.

El ponente repasó la epidemiología de la infección por VPH. “Cerca del 70 % de la población ha tenido contacto con este virus”, apuntó. Además, señaló que se compone de unos cien subtipos, unos afectan a la piel, como las verrugas, y otros a las mucosas, como las lesiones premalingas y cáncer), “de estos unos cuantos son oncogénicos”.

Méndez destacó que el problema aparece cuando no se soluciona la infección en al menos dos años y se cronifica, pudiendo entonces producir cambios celulares, lesiones de bajo grado, premalignas o incluso cáncer. “Con la vacuna se pretende impedir la infección por el virus, con la detección precoz, diagnosticar las lesiones premalignas cuanto antes”, declara el doctor.

También puede producir otros tipos de cánceres en laringe, pene y ano. “No existe tratamiento de la infección viral, pero sí de sus posibles consecuencias. No todos los infectados por VPH desarrollarán cáncer”, asegura.

Los métodos físicos de protección, como el preservativo, “no protege al 100 %, sino alrededor del 70 %”, señaló, “ya que el virus también se encuentra en el área genital, perineal y perianal, zonas no cubiertas”, explicó a los asistentes.

Por otro lar, habló del tabaco, que se presenta como un “cofactor importante” junto al VPH como factor de riesgo para el cáncer de cérvix. El ponente manifestó que las vacunas, en estos casos, protegen frente a dos tipos de virus oncogénicos, “suponiendo el 70 % de las infecciones”, incluyendo algunos otros dos subtipos para tratar de prevenir las verrugas genitales. En cuanto a las indicaciones de la determinación del VPH en el varón y la posibilidad de vacunar al varón “son temas aún controvertidos”, adelantó.