Alumnos del colegio ‘Villa de Móstoles’ interpretan a García Lorca a beneficio de la AECC

Villa de Móstoles

“Doña Rosita la soltera o el lenguaje de las flores”, una de las últimas obras del dramaturgo granadino Federico García Lorca, estrenada en diciembre de 1935, fue la creación teatral elegida en la pasada tarde del viernes 12 de junio por los alumnos del colegio ‘Villa de Móstoles’ para dedicársela a la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC).

El salón de actos del colegio, que acoge a unos 1.500 alumnos, fue el escenario elegido para llevar a cabo la obra, al que acudieron unos 250 espectadores para disfrutar de la misma por espacio de una hora y media. El profesor y director del grupo ‘Ilusiones’, compuesto por alumnos y alumnas del centro de 12 a 17 años, Juan José Hernández, acompañado por María Ciudad, presentó la obra y anunció el objeto benéfico de la misma.

Como novedad, la música que acompañó los textos fue interpretada en directo por miembros y profesores del propio colegio, lo que dio más valor a la puesta en escena y a la interpretación del grupo, creado en 2001 a través de un taller de teatro.

La trama se centra en una pareja de novios que se separa por razones laborales del chico, que marcha a América; prometiéndose amor eterno antes de alejarse. Tras un tiempo, la protagonista, Rosita, intenta superar la espera a través de la correspondencia que recibe de él, incluida una carta en la que le pide matrimonio tras quince años separados. Los papeles de la boda no llegan, y diez años más tarde se entera de que su prometido se ha casado en tierras argentinas; por lo que Rosita deja de creer en el amor, aunque no olvida al que fue su amado.

Al finalizar la actuación, la presidenta de la Junta Local de la AECC en Móstoles, Isabel Mateos, agradeció a los actores, músicos y dirección su trabajo y a los espectadores, su presencia y voluntad de apoyar los objetivos de la asociación que representa, y al colegio por solidarizarse un año más con la AECC, sobre todo, por la implicación en el proyecto de Emilia Quiroga, ‘Mili’, administrativa del colegio y voluntaria de sede local, voluntaria a domicilio y en el hospital Rey Juan Carlos de la AECC desde hace solo tres años.