Ciclo de Charlas: el Mindfulness

AECC

El miércoles 9 de marzo tuvo lugar la segunda cita de nuestro Ciclo de Charlas con una ponencia sobre Mindfulness y su aplicación para la calidad de vida del paciente oncológico y el profesional sanitario.

La ponencia, con más de cien asistentes, fue realizada por Roberto Crobu y tuvo tres ejes: el primero explicó de dónde vienen y cómo funcionan los sentimientos, seguidamente explicó la metodología y cerró con casos prácticos y beneficios de su uso en pacientes y profesionales.

La Junta Provincial de la Región de Murcia realizó este pasado miércoles 9 de marzo su segunda charla dentro de su ciclo "De la Mano Contra el Cáncer" que se está realizando en el Real Casino de Murcia. Si bien en la charla anterior se explicó la importancia de tener un voluntariado profesionalizado, en esta ocasión se centró en la calidad del servicio que se presta al paciente, destacando la importancia de tener al profesional sanitario en condiciones óptimas a nivel anímico, algo complicado debido a la naturaleza de la enfermedad del cáncer.

La ponencia corrió a cargo Roberto Crobu, Psicólogo del Trabajo y Coach, Colegiado Mu-2312. Iniciado en el método Mindfulness MBSR y creador del método MBET®. Actualmente es investigador en mindfulness para el Dpto. de Psiquiatría y Psicología Social de la Universidad de Murcia y docente del curso de Mindfulness MBET impartido por la misma Universidad. En su exposición, Roberto dividió su exposición en 3 fases diferentes para comprender mejor de dónde viene y por qué el Mindfulness es efectivo. Para comenzar se analizó el recorrido que un hecho hace en la mente de una persona, como las sensaciones pasan a ser pensamientos para convertirse en emociones y como estas afectan a la mente para percibir nuevas sensaciones. Seguidamente se analizó la procedencia del Mindfulness, como ha ido evolucionando cogiendo estudios empíricos en psicología, psiquiatría y la medicina para afianzar una disciplina que ayuda a focalizar mejor los objetivos y evitar estados de ansiedad en el trabajo. En estos estudios presentados se ha comprobado que el Mindfulness potencia las competencias de quien lo practica, cuida del profesional, ayuda a enfocar la labor a desarrollar y produce bienestar al usuario. Para acabar se realizaron varias prácticas. Primero se pidió "dejar la mente en blanco" durante un minuto y cuando acabó el tiempo se hizo una reflexión: existe una sensación de lucha para conseguir ese estado de "no pensar en nada". Después, se les pidió que pasaran un minuto concentrados solo en su respiración. El resultado fue un estado de calma mayor. La conclusión planteada por Roberto Crobu es que la mente "no acepta la negación" y que el objetivo de una relajación es que la mente se quede en un estado similar al de quedarse mirando el cielo, que "no nos importe que pasen nubes, seguimos mirando y concentrados" teniendo como objetivo tener los problemas cada vez más tiempo fuera de la mente.

Para acabar se abrió un turno de preguntas donde se sacaron varios temas a debate, sobre todo la capacidad real de dejar la mente en blanco como en otras disciplinas como el Yoga o la meditación, algo que Crobu ponía en duda por la propia naturaleza de la mente humana. Al terminar, los asistentes siguieron de coloquio, comentando e intercambiando impresiones, quedando emplazados a la siguiente charla sobre Logopedia y laringectomia el próximo 4 de abril en el mismo lugar.