Colmenar Viejo celebra su II Memorial de Balonmano ‘Toñi Muro’ entre el recuerdo y la solidaridad con la AECC

El II Memorial de Balonmano 'Toñi Muro', de Colmenar Viejo, se disputó durante toda la tarde del sábado 30 de diciembre en el Pabellón Municipal 'Lorenzo Rico', siendo sus protagonistas los equipos formados por los amigos de Antonio Llopis y los de su hermano Martín, hijos de Toñi Muro, la homenajeada, fallecida en 2016.

El recuerdo y homenaje a Toñi, madre de los jugadores locales de balonmano que dan nombre a los equipos contendientes, se mantuvo durante toda la jornada tanto en la

grada como en la pista colmenareña, en un torneo que contó, además, con la aportación y el donativo de los dos centenares y medio de espectadores presentes y el apoyo de más de una veintena de empresas y comercios, en gran parte locales.

El alcalde, Jorge García, y su concejala de Educación, Juventud e Infancia y Deportes, Lourdes Navas, apoyaron con su presencia, junto a la presidenta local de la AECC, Marisa González, acompañada por varias voluntarias y colaboradoras que atendieron una mesa de información y venta de 'merchandising'.

"Esta edición no tuvo que prepararse con sigilo ni en secreto", cuenta Marisa González, ya que los propios hijos de la homenajeada participaron activamente en la organización junto a sus amigos y compañeros Alvaro Gómez y Juan Francisco Muñoz, que hicieron posible el evento con el apoyo del Bacovi Club Balonmano Colmenar Viejo.

Por parte del equipo de Antonio acudieron jugadores de su club actual, el Club Balonmano Nava, de Nava de la Asunción (Segovia), que milita en División de Honor B; además de los procedentes de Alcobendas, Soria y de Aranda de Duero (Burgos), principalmente; mientras por parte de Martín estuvieron jugadores pertenecientes a su equipo, el ViñaOliva Balonmano Villafranca Extremadura, de la localidad cacereña de Villafranca de los Barros; otros del BM Carabanchel, de Madrid, y del Quabit Balonmano Guadalajara, cuyo jugador estrella y máximo goleador de la Liga ASOBAL del curso pasado. Chema Márquez, participó también en el homenaje. El partido se resolvió por un solo gol a favor del equipo de Martín.

Además de las ventas obtenidas en la mesa, la organización entregó 230 euros a la AECC local, un euro por cada asistente que llenó la grada central del pabellón colmenareño. "Este tipo de acontecimientos y eventos hace que nos conozca mucha gente", asegura Marisa González, que hace un balance "muy positivo" de todo el año 2017 para la Asociación.

En el intermedio del partido se realizó un primer sorteo de camisetas y otros productos aportados por empresas y los propios jugadores; y al finalizar el encuentro, tuvo lugar el resto de la rifa desarrollada durante el partido, donde se regalaron, por parte de más de una veintena de firmas colaboradoras, todo tipo de obsequios preparados para la ocasión.

Otro acto emotivo sobre ¡a pista de juego fue la entrega de placas a la madre de Toñi y abuela de los dos hermanos, Esperanza Labella, y a la hermana de éstos, Ana. Una cena de hermandad celebrada en Aquae Wellness Club puso el punto y final al encuentro deportivo y solidario.