Un corazón verde preside la comida de Navidad del Voluntariado de AECC Madrid como muestra de su compromiso

Como todos los años, los voluntarios y voluntarias -éstas en considerable mayoría- de la AECC de Madrid volvieron a encontrarse en un multitudinario almuerzo de diciembre con el fin de intercambiar experiencias y hacer grupo en torno a una mesa.

El Hotel NH Collection Eurobuilding Madrid albergó de nuevo en la capital el acontecimiento el jueves 14 de diciembre, con la asistencia de más de novecientos comensales.

Voluntarios procedentes de sedes locales, hospitales y del resto de áreas, como domicilio, administrativo, testimonial y un buen número de presidentas de mesa de Cuestación.

Ignacio Muñoz Pidal, presidente nacional de la AECC y de su Junta de Madrid, dio la bienvenida a todos los presentes y agradeciendo especialmente su labor a todos los voluntarios durante el año que acaba en sus diferentes destinos; destacando la gran aportación femenina a la causa y esperando que les sea “remunerado en estas Navidades”, añadió, con un toque de simpatía y cariño hacia ellas.

La aportación científica e investigadora tampoco faltó a la cita con la intervención de Marta Puyol, directora de Investigación Biomédica de la Fundación Científica, que expuso los proyectos financiados por la AECC, “tenemos 250 abiertos, 45 de ellos en Madrid”, con una inversión total de 12 millones de euros, dos por encima del Ministerio. De manera breve y sencilla, habló sobre qué es el cáncer y sus características. “La investigación es la medicina del mañana”, apuntó, teniendo como fin “mejorar la supervivencia y la calidad de vida del paciente”.

A continuación, el foco se puso en las palabras del locutor radio de Cadena 100, del Grupo COPE, Javi Nieves, uno de los impulsores del concierto ‘Por ellas’, y en la actriz Norma Ruiz, recibiendo ambos la ‘uve’ de plata en señal de agradecimiento por su apoyo a los enfermos de cáncer y sus familias. Durante la comida, se sumó también al acto el veterano actor cómico Pepe Ruiz.

Entre las intervenciones, conducidas por las responsables de Voluntariado y de Relaciones Externas, María José Meniz y Teresa González, se proyectaron los dos últimos vídeos publicados por la AECC. El primero de ellos sobre la implicación expresa de los profesionales con los que cuenta en toda España la Asociación; y un segundo sobre la campaña ‘Corazón verde’, que lleva como lema ‘Voluntariado virtual’, que tiene como fin motivar el voluntariado desde las redes sociales.

Junto al presidente de la AECC, asistieron por parte de la Junta de Madrid, entre otros, Laura Ruiz de Galarreta, vicepresidenta; Rosario Rodríguez, tesorera; Suki Caro y Jaime Salaverri, vocales; Jezabel Pagnon, miembro del Consejo de Relaciones Institucionales; Beatriz García-Lomas, directora; Isabel Bauluz, gerente; y Adoración Martínez, responsable estatal del Voluntariado de la AECC.

Otras caras conocidas presentes fueron las de las ex presidentas de la AECC Cecilia Plañiol e Isabel Oriol, hoy voluntarias en el Hospital Clínico San Carlos, y la del alcalde de Las Rozas de Madrid, José de la Uz, que acompañó al medio centenar de voluntarias y colaboradoras implicadas con la Asociación en la localidad que asistieron al almuerzo, encabezadas por su presidenta, Mercedes Muro. Otras localidades que acudieron con una amplia representación fueron Fuenlabrada y Arganda del Rey.

Tras el almuerzo, compuesto por crema de calabaza, solomillo de buey y selva negra, fue el turno de la sorpresa de esta edición, la actuación del cantaor flamenco sevillano Juan Murube, del barrio de Bellavista -que da nombre a su primer disco, en 2016-, acompañado a la guitarra por su paisano Ismael de Begoña. Con su cante, boleros como ‘Angelitos negros’, fandangos y villancicos, como el conocido ‘Los campanilleros’, levantó al público de sus asientos entre palmas e hizo bailar a alguna de las asistentes a la comida. El encuentro, por momentos, se convirtió en una fiesta. La fiesta más solidaria de Madrid ese jueves, como adelantándose la Nochebuena en diez días.

Tras la música y el cante fue el turno de la imposición de la ‘uve’ de oro y plata, con las que se reconoce la labor y trayectoria de los voluntarios. 112 insignias, 40 doradas y 72 plateadas, se entregaron sobre el pequeño escenario, repleto de regalos para su posterior sorteo.

Como suele ser tradición en este tipo de encuentros solidarios, el sorteo de obsequios donados por las empresas colaboradoras de la AECC centró la atención de los asistentes. Un total de 130 regalos, con un viaje para dos personas, aportado por Iberia Express, o un televisor, donado por Alcampo, como dos de los regalos estrella de la comida pusieron el colofón a esta cita anual.

Las empresas colaboradas en esta edición fueron: Agatha Ruiz de la Prada, Alcampo, Baqué Café, Boss, Bukka, Chanel, Colgate-Palmolive, Colores da Terra, CUE Joyeros, D.O. La Mancha, Goya, Hotel Wellington, Iberia Express, InterContinental Madrid, JR Leather, Km.0 Joyeros, La Roche-Posay, Liga Endesa, Lladró, LVM, Mallorca Pastelerías, Miguel Marinero, Museo Nacional Thyssen-Bornemisza, NH Hotel Group, Olay, Oral-B, Peletería Aurora Maroto, Pertegaz, Pierre Fabre, Puig, Shiseido, Sisley, Som Produce, Vincci Hoteles y Westin Hotels & Resorts.

Finalmente, y tras más de tres horas de encuentro, que tuvo como antesala una misa oficiada en la vecina iglesia de San Fernando, por su nuevo párroco, Raúl Sacristán, todos los asistentes se despidieron y se desearon todo lo mejor para el nuevo año. Cada uno desde donde desarrolla su labor de ayudar a los demás, a los enfermos y sus familias. Todos salían, además, con un corazón pegado a su pecho, de color verde, el de la campaña de voluntariado en estas Navidades de AECC Madrid, ‘Voluntario virtual’. Aunque todos estos voluntarios son de carne y hueso, con este gesto emprenden un nuevo objetivo: animar a todas aquellas personas que aún no lo son y lo pueden comenzar a ser desde las redes sociales.