La IX Cena benéfica de la AECC Tres Cantos reúne a 362 comensales con espíritu solidario

La IX Cena benéfica de la AECC Tres Cantos reúne a 362 comensales con espíritu solidario

Por tercer año consecutivo, el restaurante ‘Castillo de Viñuelas’ acogió la Cena anual a beneficio de la AECC de Tres Cantos, que cumplió en la tarde-noche del viernes 25 de noviembre su novena edición.

A pesar de que este año se celebraba un viernes por razones de ocupación del restaurante, puesto que años atrás siempre se ha organizado en la noche del sábado, a la cena acudieron 362 comensales, “dos más que en 2015”, recuerda Loli Nogales, presidenta de la AECC de Tres Cantos, y que espera que en próximas ediciones al volver al sábado “podamos alcanzar al menos los 400 asistentes”.

Durante seis horas se prolongó uno de los acontecimientos más multitudinarios de ámbito benéfico que vive la localidad cada año, desde las nueve de la noche hasta las tres de la madrugada, con presencia no solo de vecinos de la localidad anfitriona, sino que también hubo representación de municipios como Alcalá de Henares, Alcobendas, Colmenar Viejo, Mirasierra y, por su puesto, Madrid.

Tras el tradicional cóctel inicial en la sala de armas del castillo del siglo XVII, los comensales pasaron al salón donde cenaron y, a los postres, disfrutaron de la bienvenida oficial, a cargo de la presidenta de la AECC, y de varias actuaciones a cargo de componentes del centro de baile ChaRock Estudio de Danza.

Junto a la presidenta de la Asociación se encontraban, entre otros, el alcalde de la localidad, Jesús Moreno, que estuvo acompañado por varios concejales de la Corporación municipal; el presidente de la Asociación de Empresas, Comerciantes y Autónomos de Tres Cantos (ASECATC), José Carlos Rodríguez; además de representantes de empresas, como Siemens; de la Iglesia, como el párroco de Santa Teresa de Jesús, “don Mauricio no falla”, recuerda la presidenta de la AECC local.

En el apartado de regalos, la compañía farmacéutica GlaxoSmithKline, asentada en el Parque Tecnológico de Madrid, de Tres Cantos, aportó obsequios para todos los asistentes, depositados en la mesa. A continuación de la cena se procedió a un sorteo de más de 200 regalos y una rifa final, estrella de la noche, donde se pudieron ver una guitarra valorada en 400 euros, un cuadro de Concha Garrote, en 800; una camiseta oficial de la Selección Española de Fútbol; un belén elaborado por el taller de manualidades de la AECC de Tres Cantos.

“De diez, perfecta y sensacional, ya que ha colaborado todo el mundo”, valoró Loli Nogales la velada, cuya última parte contó con varias actuaciones musicales. “Cristina es una chica que nos ha amenizado con su voz durante la noche y que también ha actuado en otros acontecimientos de Tres Cantos”, señaló la presidenta de la Asociación y organizadora de la cena, que concluyó con el esperado baile.