Más de 20 años de Voluntariado AECC Murcia

Más de 20 años de Voluntariado AECC Murcia

El pasado martes 15 de diciembre se realizó una jornada de convivencia entre voluntarios de asistencia hospitalaria y a domicilio de la AECC en Murcia.

Una emotiva jornada que sirvió para agradecer la importante labor que los voluntarios hacen en el día a día del paciente, recibiendo homenajes del personal de la AECC, personal sanitario de los distintos hospitales y de nuestro Presidente.

Las voluntarias dejaron su huella con pintura en un cuadro y firmaron en un libro emotivas frases en recuerdo a su labor. Después visualizaron un vídeo homenaje con imágenes del voluntariado de ayer y hoy.

La Junta Provincial de la Región de Murcia realizó un homenaje a sus voluntarios con motivo de los más de 20 años de voluntariado hospitalario en la Región de Murcia. Lo que empezara sin medios y con un pequeño curso de hace 21 años se ha convertido en una pieza clave para el apoyo de los pacientes como bien apunta la Supervisora del Servicio de Oncología del Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca de Murcia, Da. Charo Marco.

La jornada comenzó con un emotivo discurso de nuestro presidente D. Agustín Navarrete, en él citaba a Aristóteles, quien dijera que “el ser humano es un animal racional y político que alcanza su plenitud ayudando a los demás…”, destacando la labor de los voluntarios, el apoyo a las personas con cáncer y a las familias. Para concluir, nuestro presidente repasó la historia de la lucha contra el cáncer y la incomparable ayuda que el voluntariado a supuesto en la misión de acabar con esta enfermedad, añadiendo que “…si el voluntariado no existiera, habría que inventarlo. Muchas Gracias”.

Seguidamente, nuestra directora, Mª Ángeles Romero repasó la historia del voluntariado, ensalzando a las pioneras en el voluntariado, muchas de ellas presentes, exponiendo fotografías de los primeros horarios y reparto de tareas en papeles guardados desde el año 1994. A continuación se enumeraron los valores de la AECC a través de las acciones de las voluntarias. Después de contar emotivas y simpáticas anécdotas de estos años, las cuales sacaron más de una lágrima, se reprodujo un vídeo conmemorativo y se distribuyó un broche de patchwork en forma de voluntaria sonriente.

Para concluir, las voluntarias recibieron un coaching sobre la importancia del voluntariado en la sociedad actual. A continuación se presentó el “Árbol del Voluntariado”, árbol sin hojas que se fue llenando gracias a las huellas que las voluntarias fueron colocando de forma emotiva. Este árbol quedará expuesto en nuestra sede, junto al libro de firmas, para no olvidar la importante labor que realizan y la importancia de su obra en la difusión de la misión de la Asociación Española contra el Cáncer.