La nueva delegada de la AECC en Moralzarzal estrena su cargo organizando una conferencia sobre cáncer de mama

La nueva delegada de la AECC en Moralzarzal estrena su cargo organizando una conferencia sobre cáncer de mama

Ana María Seco, nombrada recientemente como nueva delegada de la AECC en la localidad de Moralzarzal al sustituir a Piedad Álvarez, ha estrenado su cargo organizando el miércoles 4 de noviembre una conferencia-taller específica sobre prevención de cáncer de mama.

A la delegada entrante ya le tocó llevar a cabo la Cuestación en el municipio el 4 de octubre pasado y, a finales del mismo mes, firmar con el Ayuntamiento un convenio de cesión de un despacho para la AECC en el Centro de Servicios Sociales.

La conferencia-taller, llevada a cabo en jornada matinal en sala de juntas del Centro de Salud de la localidad, fue impartida por la psicóloga Cristina Sanz y la doctora Elena Segura, ambas pertenecientes al Departamento de Prevención y Promoción de la Salud, y acudió una quincena de mujeres interesadas por el tema elegido.

La información sobre la importancia de los hábitos de salud relacionados con la prevención y el diagnóstico precoz del cáncer de mama “puede caer en saco roto si el miedo o la incertidumbre a encontrar "algo" en la mama paralice a la mujer y ésta no haga lo que sabe que hay que hacer”, afirmó Cristina Sanz.

Para subsanar este bloqueo, se planteó un taller de emociones. Primero, para reconocer estas emociones para luego conocerlas o darles nombre y poder realizar, seguidamente, los hábitos de prevención que benefician a la mujer. “No se trata de evitar emociones, sino de entenderlas y emplearlas en beneficio de nuestra salud”, sentenció Sanz.

Por su parte, la doctora Elena Segura señaló que el cáncer de mama es el que se presenta con más frecuencia en la mujer. En España se diagnostican 26.000 casos de cáncer al año. Aunque la incidencia está aumentando, en los últimos 5 años la mortalidad desciende un 2% por año, “gracias a los tratamientos más personalizados y a la realización del diagnóstico precoz”.

Recomendó a las asistentes llevar un estilo de vida saludable, haciendo ejercicio físico de forma regular, comer abundantes frutas y verduras y evitar la obesidad y el sobre peso; insistiendo, en esta ocasión, en el hecho de que las mujeres diagnosticadas de cáncer de mama también llevar un que cuidar el estilo de vida saludable, evitando la obesidad y reduciendo al mínimo el consumo del alcohol.

Finalmente, la especialista recomendó que a partir de los 45 años, y hasta los 69, se deben realizar mamografías periódicas y llevar a cabo autoexploraciones mamarías todos los meses.