Nuevos talleres aecc Madrid

El voluntariado de la aecc Madrid imparte nuevos talleres en sus hospitales

En el hospital Fundación Jiménez Díaz hemos comenzado el 2013 con nuevos talleres dirigidos al personal sanitario de la Fundación Jiménez Díaz, organizados por el equipo de voluntariado de la aecc, coordinado por María Salvador. 

El 23 de enero se celebraron dos talleres de biodanza y el 30 de enero dos talleres de risoterapia para el equipo de enfermería oncológica del Hospital. 

La Biodanza es una disciplina que persigue como objetivo el aumento de bienestar físico, mental y emocional de los asistentes mediante ejercicios concretos que desarrollan: la autoescucha, la fluidez, la flexibilidad, la apertura, la coordinación, el ritmo, la agilidad, el equilibrio, la relación con el otro,  la expresividad y la armonía que es la síntesis de todas las anteriores. 

Su metodología consiste en proponer dinámicas que favorecen el contacto con el propio estado emocional, a través la música, el movimiento y de situaciones de encuentro en grupo. 

El taller fue impartido por Maria Manuel Pimentel, voluntaria de la aecc y monitora de biodanza. En total hubo 11 asistentes. 

La risoterapia facilita través de distintos juegos y ejercicios que conectemos con nuestra energía positiva. Cuando experimentamos emociones positivas ponemos en marcha recursos que mejoran nuestra capacidad de afrontar nuestros problemas. Este taller persigue a través de diferentes dinámicas que los participantes tengan la posibilidad de compartir experiencias agradables incluso que se permitan disfrutar y sonreír.  

El taller fue impartido por José Antonio Serrano Cattoni, voluntario de la aecc y monitor de risoterapia. En total hubo 12 asistentes.  

Esta actividad ha tenido muy buena acogida y nos han solicitado nuevos talleres para el resto de profesionales sanitarios que atienden a pacientes en la planta de oncología. 

El día 30 de enero se ha desarrollado en el Hospital de Fuenlabrada, un nuevo taller lúdico. Una voluntaria de la Asociación ha enseñado a tejer bufandas de lana de diferentes tipos a pacientes y familiares. Además, ha sido una ocasión estupenda para conversar y compartir vivencias. Acudieron 5 asistentes y tuvo una duración de dos horas. Esperamos repetirlo.