Se ‘institucionaliza’ la Cena benéfica de la AECC de Tres Cantos tras una década celebrándola

Lo apuntó el alcalde de Tres Cantos, Jesús García, y lo ratificó su presidenta, Loly Nogales. Tras diez ediciones, la Cena benéfica de la AECC local se ha “institucionalizado” entre la sociedad tricantina. “La constancia y lo bien que responde la gente ha hecho de este acontecimiento se haya convertido en una institución en Tres Cantos”, manifestaba Nogales, al término de la cena, celebrada en la noche del viernes 17 de diciembre en el marco incomparable del Castillo de Viñuelas, que llevó el peso de la organización.

Un cóctel amenizado por la actuación de varios grupos locales de profesores y alumnos aventajados de la Escuela de Danza Charock abrió la velada. El primer encuentro y saludo de los 345 comensales se llevó a cabo en la Sala de Armas del castilllo, antesala del comedor. Allí los presentes 

pudieron disfrutar de números de flamenco, danza del vientre… y hasta de una interpretación musical de piano.

Entre los invitados ilustres se encontraba el que fuera alcalde en la primera edición de la cena, José Folgado; hoy, presidente del Grupo Red Eléctrica. “No ha faltado a ninguna de las cenas celebradas”, recordaba la presidenta de la AECC, que presentó el acto, haciendo un breve recordatorio de las ediciones llevadas a cabo y, en especial, de cómo se organizó la primera cena en el local de una gasolinera.

Acompañó a las palabras de la presidenta una proyección de un vídeo realizado por la AECC local en el que se mostraba su labor de los últimos años, bajo los acordes de la conocida canción ‘Color esperanza’, del argentino Diego Torres; y breves intervenciones de la vicepresidenta de AECC Madrid, Laura Ruiz de Galarreta; del alcalde, Jesús García, y de gran parte de sus concejales; de colaboradores y otros testimonios de lo más variado.

Además del actual alcalde, asistieron varios ediles del Gobierno municipal y de los grupos políticos que forman la Corporación; una representación de la Parroquia de Santa Teresa de Jesús; de la dirección de Siemens, empresa radicada en el municipio; junto a voluntarios, colaboradores y amigos de la AECC.

Tras el cóctel y las actuaciones, se pasó a degustar la cena; y a los postres, fue el turno de Yolanda Martínez, secretaria de la Junta local de la AECC, que junto a la vocal Rosa Mari Ibarra animaron la tradicional rifa de medio centenar de regalos, de jamones de bellota a relojes de pulsera, pasando por cestas de farmacia y parafarmacia a cochinillos o quesos. Este año, como novedad, el restaurante Formentera entregó un vale a cada comensal para degustar una paella en su local. Además, los organizadores entregaron a los asistentes un pack compuesto por distintos productos donados a la AECC.