Los Secretos ponen en pie el Nuevo Apolo con sus míticas canciones a beneficio de la AECC

Los Secretos ponen en pie el Nuevo Apolo con sus míticas canciones a beneficio de la AECC

El Nuevo Apolo, en pleno corazón de Madrid, en Tirso de Molina, vivió una velada inolvidable. Las canciones de Los Secretos hicieron levantarse de sus butacas a más de 1.100 espectadores contagiados por las letras y melodías de uno de los grupos referencias del pop español. La jornada del 28 de abril se recordará por mucho tiempo al igual que la vivida en el mismo escenario, el pasado 14 de diciembre, con los temas de otro referente de la música nacida en los años 80 del siglo pasado, La Unión. Ambas iniciativas con el mismo objetivo: ayudar a la AECC, la investigación y, en definitiva, la lucha contra el cáncer.

Con una platea, entresuelo y anfiteatro a rebosar y unos palcos en los que no cabía alfiler alguno, el concierto comenzó. ‘El tiempo tiembla en un reloj. La vida escapa en barcos de vapor. Y el viento arrastra entre la lluvia, una canción que bailo con la luna...’ fue la primera de las estrofas del tema ‘Bailando con la luna’. Una composición incluida en el disco ‘En este mundo raro’, que Los Secretos compusieron en 2011. Y a pesar de tratarse de una balada, el tema logró sin problema hacer vibrar al público desde el inicio.

En el escenario, una lámpara, un biombo y dos maletas, una decoración casi minimalista para acoger un concierto sinfónico a lo grande. Solidario y repleto de sorpresas, anunciadas por el periodista de televisión Jota Abril, conductor del recital, el concierto tuvo el prólogo de la vicepresidenta de la AECC de Madrid, Inés Entrecanales, que dio la bienvenida al público asistente y les agradeció su presencia al igual que destacó la generosidad de Los Secretos por dedicar su trabajo a la asociación.

Junto a la interpretación de varios temas del último disco, ‘Algo prestado’, publicado en 2015, se sumó un amplio repaso de casi dos horas por toda la discografía del emblemático conjunto durante los últimos 36 años, formado por la voz de Álvaro Urquijo, la guitarra de Ramón Arroyo, el bajo de Juanjo Ramos, la batería de Santi Fernández y Jesús Redondo, a los teclados de un imponente piano de cola negro; y con el inevitable recuerdo al padre de gran parte de sus letras, el malogrado Enrique Urquijo.

Bien mediada la velada, apareció en el escenario el líder de Hombre G, David Summers, que hizo enfervorizar aún más a la concurrencia poniendo voz al tema ‘Otra tarde’. Una de las primeras letras escritas por Enrique Urquijo y publicada en 1981 como el álbum de presentación del grupo. Poco más tarde, sin tiempo a tomar resuello en el patio de butacas, aparecieron Rafa Sánchez y Luis Bolín, componentes de La Unión, que remataron la faena de Summers. La locura invadió el viejo -ya nuevo- teatro Apolo con ‘Sobre un vidrio mojado‘, tatareada y bailada por el público hasta lo imposible.

Finalmente, ‘Gracias por elegirme’ cerró el concierto solidario. ‘Por cuidarme tanto y por no irte. Gracias por no decirme. Todo aquello que me pone siempre triste. Por estar siempre a mi lado sin pedirme explicación…’ Una canción impecable para una noche impecable. Palabras y aplausos de agradecimiento se intercambiaron intérpretes y la asistencia. Por momentos nadie parecía querer que ese jueves llegara a su fin.

En el plano de agradecimientos, la AECC destacó a la agencia K-digital, organizadora del proyecto, y a las firmas gastronómicas Bienmesabe, Embassy, Ferpal, Harina, La Marina y La Parrilla de Galicia por haber colaborado en la preparación del cóctel previo al concierto y, sobre todo, al voluntariado que hizo posible que todo saliera a la perfección.