XII Encuentro de Voluntariado

XII Encuentro de Voluntariado

Con motivo de la conmemoración del Día Internacional del Voluntariado, que tiene lugar cada 5 de diciembre, nuestra Junta de Balears de la aecc organizó en dicha fecha su tradicional Encuentro de Voluntariado, que este año alcanzó su duodécima edición.

La cita, que tuvo lugar en las instalaciones del Hotel Isla Mallorca & Spa de Son Armadans, reunió a cerca de un centenar de asistentes, quienes habitualmente colaboran con la aecc en las diferentes iniciativas que pone en marcha, así como en las campañas de prevención que se desarrollan a lo largo de todo el año en las Illes Balears.

A mediodía se iniciaba en la Sala Mallorca del citado establecimiento hotelero, tras la correspondiente foto de familia realizada a la entrada del recinto, la apertura del acto, con las palabras de bienvenida y el mensaje de Teresa Martorell, Presidenta de nuestra Junta de Balears de la aecc, tras lo cual dio paso a un video institucional con los momentos más destacados del Encuentro Nacional de Voluntariado que se celebró el 19

Tras visualizar dicho documento, que incluyó un precioso cuento narrado por la escritora Begoña Oro y amenizado con los sonidos del violín del reconocido músico Ara Malikian, cedió la palabra a Catín Veramendi, Coordinadora de Voluntariado, quien aprovechó su turno para agradecer a su equipo de voluntarios del Hospital Universitari Son Espases todo el tiempo que han compartido juntos al lado del paciente oncológico. Y es que Catín Veramendi, tras dedicar sus últimos 15 años a nuestra aecc, se despedía, tras alcanzar la edad de jubilación, con el sentimiento y la emoción de quien se ha entregado con devoción y empeño a mejorar la calidad de vida de los pacientes oncológicos hospitalizados, encabezando un grupo de voluntarios cuyos inicios se remontan a 1.999 en el Hospital Universitari Son Dureta, recordando entre sus logros la creación de una Sala de Juegos y de un Servicio de Psicooncología, todo ello gracias a la lucha e insistencia del equipo humano de Voluntariado de Hospitales.

Trasladados desde su apertura al nuevo Hospital Universitari Son Espases, ejercía su labor en el Servicio de Radioterapia, realizando tareas de primera acogida al paciente oncológico trasladado de Menorca, Ibiza y Formentera para recibir tratamiento radioterápico, ofreciéndole información sobre todos aquellos aspectos que pudieran resultarles de utilidad durante su tratamiento y estancia en Mallorca.

Y todo ello, arropada por una treintena de voluntarios que complementaban su labor visitando a los pacientes oncológicos ingresados en el centro hospitalario, ofreciéndoles compañía, comprensión, información y tiempo. Visiblemente emocionados, los miembros de su equipo de voluntarios le prepararon un bello poema que leyeron al finalizar la intervención de Veramendi, quien tuvo palabras de agradecimiento para todos aquellos con los que, directa o indirectamente, tenía vinculación laboral. Tras su parlamento, que incluyó anécdotas divertidas, recuerdos y mucha emoción, la Presidenta de nuestra aecc, Teresa Martorell, en representación de la Asociación, le hizo entrega de un bonito reloj de pulsera a modo de agradecimiento por su labor y reconocimiento por su dedicación, y posteriormente se pasaron unas imágenes en las que se repasó su trayectoria profesional en nuestra Asociación, así como algunos de los momentos más especiales, y algunas de las actividades en las que había participado.

Tras todo lo anterior, se alcanzó uno de los momentos más emotivos de la Jornada, con el recuerdo y homenaje póstumo al que durante años fuera Vicepresidente y Coordinador de Juntas Locales de la aecc, Emilio Blanco. Con la voz entrecortada y visiblemente emocionada, Teresa Martorell dedicó unas hermosas palabras sobre su persona, su labor altruista y su bondad para con los demás, mientras se proyectaban imágenes de su paso por esta Asociación durante los 18 años en que formó parte de ella.

Acto seguido, el Fisioterapeuta y Divulgador de la Salud Antonio Gutiérrez, ofreció la ponencia que, bajo el título “Con el corazón en la mano”, había preparado para la ocasión, haciendo partícipes a los voluntarios e interactuando con ellos en todo momento, y poniendo el broche de oro a un programa que destiló emoción desde principio a fin.

Para recordar el encuentro, se hizo entrega a todos los voluntarios de los detalles conmemorativos preparados para esta edición, que consistieron en una cálida mantita en tonos ocres, celebrando a continuación un almuerzo de compañerismo en el comedor del establecimiento hotelero, en el que destacó el clima compañerismo y buen ambiente reinante.