Campos electromagnéticos (CEM) 

Ante la falta de resultados concluyentes en los estudios realizados hasta la fecha, la aecc no puede alarmar ni magnificar teorías no fundamentadas en una buena base científica. La aecc seguirá pendiente de los avances en la investigación en este campo, para poder facilitar una información actualizada y de calidad.

Antena 

 

¿Qué son los campos electromagnéticos? 

La radiación es la energía que se emite al espacio libre u otro medio (agua, aire, gas, etc.) en forma de ondas o partículas. Estas ondas se propagan a partir de una carga eléctrica en forma de campos eléctricos y magnéticos que viajan a la velocidad de la luz. Según su forma de interacción con la materia encontramos dos tipos de radiación:

  • Radiación ionizante: energía suficiente para producir ionización y romper enlaces químicos en moléculas orgánicas. Ejemplo: Rayos X, radioterapia, gammagrafía ósea, rayos ultravioleta…
  • Radiación no ionizante: su energía no es suficiente para romper enlaces químicos en moléculas orgánicas. Ejemplos: electricidad, microondas, antenas de televisión, telefonía móvil,…

Los campos electromagnéticos, son las ondas electromagnéticas de frecuencias inferiores a 300 GHz, es decir, radiación no ionizante.

 

¿Qué implicaciones tienen para la salud los CEM?

Todos estamos expuestos de manera continua a CEM, tanto en al trabajo como en el hogar, más aún con la creciente demanda de electricidad, el constante avance de las tecnologías y los cambios en los hábitos sociales, los cuales han generado múltiples fuentes artificiales de CEM.

Ante la exposición a CEM cabe diferenciar dos efectos en el organismo:

  • Efectos biológicos: son respuestas mensurables a un estímulo o cambio en el medio. Estos cambios no son necesariamente perjudiciales para la salud. El principal efecto biológico de los CEM de radiofrecuencia es el calentamiento. Este fenómeno se utiliza en los microondas para calentar alimentos. Los niveles a los que normalmente están expuestas las personas son mucho menores que los necesarios para producir un calentamiento significativo.
  • Efecto perjudicial para la salud: es el que ocasiona una disfunción detectable de la salud de las personas expuestas o de sus descendientes.

En definitiva, los efectos de la exposición a CEM en el cuerpo humano y células dependerán principalmente de la frecuencia y de la magnitud o intensidad de dichos CEM. 

 

 

 

CEM y cáncer, ¿existe evidencia científica? 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) apunta que si los CEM realmente producen algún efecto de aumento de riesgo de cáncer, éste será extremadamente pequeño. Los resultados obtenidos hasta la fecha presentan numerosas contradicciones, pero no se han encontrado incrementos elevados del riesgo de ningún tipo de cáncer, ni en niños ni en adultos.

La International Agency for Research on Cancer (IARC) llevó a cabo el estudio Interphone Study[1] con el objetivo de determinar si el uso de los teléfonos móviles incrementaba el riesgo de padecer tumores en el cerebro (glioma y meningioma), nervio acústico y glándula parótida, y especialmente, si la radiofrecuencia emitida por los teléfonos móviles es cancerígena. Este estudio se realizó en 13 países: Australia, Canada, Dinamarca, Finlandia, Francia, Alemania, Israel, Italia, Japón, Nueva Zelanda, Noruega, Suecia y UK. Muestra: 2.765 gliomas, 2.425 meningiomas, 1.121 neurinomas acústicos, 109 casos de tumor maligno en la glándula parótida y 7.658 controles. En general, no se observó un aumento en el riesgo de padecer glioma o meningioma con el uso de los móviles. Los posibles efectos de un uso intensivo de móviles a largo plazo requieren una mayor investigación. Tampoco se halló un aumento en el riesgo de padecer un neuroma acústico por el uso de móviles. Debido a la escasa muestra, no se han analizado los casos de tumor en la glándula parótida para darle prioridad a otras cuestiones de la investigación.

La IARC clasificó los campos magnéticos y eléctricos de frecuencia extremadamente bajos como posibles carcinógenos (tan solo relacionado con posible incremento de leucemia infantil). No encontrando ninguna relación con el cáncer a otro tipo de campo eléctrico o magnético u otro cáncer en adultos o niños.

Los estudios realizados tras el 2002 no modifican la clasificación de estos campos magnéticos y eléctricos.

El National Cancer Institute indica que la mayoría de los estudios no han demostrado una asociación directa entre la exposición a CEM y cáncer (ni en niños ni en adultos), pero los científicos seguirán investigando ante la posibilidad de que exista. Los estudios en animales no han aportado ningún indicio de que la exposición a CEM se asocia con el cáncer, y no se ha identificado ningún mecanismo por el cual tales campos pudieran causar cáncer.

Tras lo expuesto, se puede concluir que, aunque las investigaciones a día de hoy apuntan a que no existe relación directa entre la exposición a los CEM y el cáncer, ni en niños ni en adultos, se continúa investigando en esta línea ante la posibilidad de que el riesgo aumente con una exposición prolongada en el tiempo.

 

Medidas tomadas en Europa

Las medidas adoptadas por estos países se basan en el principio de precaución.

  • Francia. En marzo de 2013 se votó en la Asamblea Nacional, dentro del documento para la reconstrucción de las escuelas de la república francesa[2], una enmienda para crear un servicio público de educación digital que promueva el uso de conexiones por cable con la intención de proteger a los niños, especialmente a los más pequeños, de la influencia de las ondas. Esta enmienda finalmente ha sido aprobada en enero de 2015[3], entre otras medidas de protección.
  • Alemania. La Federal Office for Radiation Protection opina que se trata de un tema con el que hay que tener precaución, debido a la falta de evidencias científicas concluyentes. Por ello, considera poner en marcha medidas cautelares adecuadas, como son: mantener distancia de la fuente que emite CEM, reducir la duración de la exposición y utilizar dispositivos de baja radiación. Además, encuentra dos campos que deben ser estudiados más profundamente: efectos a largo plazo de una utilización prolongada de teléfonos móviles y los efectos que pueden tener en niños y jóvenes.
  • Suiza. Suiza[4] es, junto con Italia uno de los pocos países en el mundo que ha fijado límites nacionales en las frecuencias de energía basadas en un enfoque preventivo del cáncer infantil. Los límites básicos son similares a muchos otros países. Pero además, establece límites inferiores para “lugares de uso sensibles" como por ejemplo, zonas de juegos infantiles, entre otros. Sin embargo, se conceden excepciones para instalaciones nuevas si se han adoptado todas las medidas técnicas y son operativa y económicamente viables.

Tabla resumen sobre la posición de los países europeos en cuanto a límites en la exposición a los CEM

No límites

Bosnia-Herzegovina.

Recomendaciones de la UE

Bulgaria, Chipre, República Checa, Alemania, Estonia, España, Finlancia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda,  Letonia, Portugal, Rumania, República Eslovaca.

Límites cuantitativos más restrictivos

(complemento o sustitución de la normativa de la UE)

Austria, Bélgica, Suiza, Italia, Croacia, Lituania, Luxemburgo, Países Bajos, Polonia, Serbia y Eslovenia.

Políticas preventivas adicionales

(no expresado como límites cuantitativos)

Dinamarca, Reino Unido, Noruega y Suecia.

No se conocen

Islandia, Montenegro y Macedonia.

                Fuente: http://www.emfs.info [5]

 

Posicionamiento aecc

Ante la falta de resultados concluyentes en los estudios realizados hasta la fecha, la aecc como interlocutor responsable con la sociedad no puede alarmar ni magnificar teorías no fundamentadas en una buena base científica. Sin embargo, en el caso de que estas teorías se confirmasen y finalmente se demostrara que los CEM son causa directa del desarrollo del cáncer, la aecc no dudará en alertar sobre este tema, y promoverá todas aquellas acciones que considere oportunas para proteger la salud de la población.

La aecc seguirá pendiente de los avances en la investigación en este campo, para poder facilitar una información actualizada y de calidad que permita satisfacer las demandas que puedan presentar los ciudadanos en cuando a CEM y cáncer.

 

[1] Internacional Agency for Research on Cancer (IARC). Brain tumour risk in relation to mobile telephone use: results of the INTERPHONE international case-control study. Int J Epidemiol. 2010; 39(3):675-94.
[2] Projet de Loi d’orientation et de programmation pour la refondation de l’école de la République. Adopté par l’Assamblée Nationale en première lecture. (Sesion ordinaire de 2012-2013. 19 mars 2013).
[3] Proposition de Loi nº531 relative à l’application du principe de précaution défini par la Charte de l’environnement aux risquesrésultant des ondes électromagnétiques (Renvoyée à la commission des affaires économiques, à défaut de constitution d’une commission spéciale dans les délais prévus par les articles 30 et 31 du Règlement.).
[4] http://www.emfs.info
[5] John Swanson. Power-frequency EMF Exposure Standards applicable in Europe and elsewhere. 2014

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Contenido actualizado el 10 / 2 / 2015

imprimir

recomendar: FacebookTwitter

contacta con aecc

Busca tu Sede:



noticias aecc

ver todas las noticias >
cerrar

calendario aecc

Navegar al mes anteriornoviembre de 2017Navegar al siguiente mes
lumamijuvido
303112345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930123
45678910

Web actualizada el 22 de noviembre del año 2017

Aviso legal|Política de privacidad|Política de uso de cookies