¿Cómo te podemos ayudar?

Efectos secundarios de la quimioterapia

En general, la mayoría de los enfermos que van a recibir tratamiento con quimioterapia tiene dudas importantes sobre los efectos secundarios que pueden derivarse de los tratamientos.

Image
/sites/default/files/2018-01/todo-sobre-cancer.png

En este apartado te ofrecemos información sobre la mayoría de los efectos secundarios que pueden aparecer durante el tratamiento, así como una serie de recomendaciones que te ayudarán a sobrellevarlos y reducirlos. 
Es importante que sepas que no tienen por qué aparecer todos los síntomas descritos. Es más, no siempre aparecen efectos secundarios o cuando surgen son, en la mayoría de los casos, tolerables.

Además, en la actualidad existe un número importante de medicamentos que te permitirá llevar una vida normal o prácticamente normal mientras recibes el tratamiento.
En ocasiones, algunos pacientes asocian los síntomas que provoca el tratamiento con un empeoramiento de la enfermedad

¿POR QUÉ SE PRODUCEN LOS EFECTOS SECUNDARIOS?

La mayoría de los fármacos que se emplean en el tratamiento quimioterápico están diseñados para poder destruir las células mientras se dividen. Cuanto más rápido se dividen, más sensibles son al tratamiento.

Generalmente, las células tumorales se multiplican rápidamente, por lo que se ven fácilmente afectadas por estos fármacos citotóxicos que las dañan y destruyen.

Desconocen cómo se pueden sentir, o cómo sobrellevar mejor determinados síntomas que pueden aparecer mientras dure el tratamiento.

Sin embargo, en el organismo existen células sanas que, normalmente, se multiplican a gran velocidad, como pueden ser las del tubo digestivo, de los folículos pilosos (lugar de nacimiento del pelo) o de la médula ósea (donde se forman las células de la sangre), que también se ven afectadas por la quimioterapia.
La destrucción de las mismas desencadena los efectos secundarios más frecuentes del tratamiento, como son náuseas y vómitos, pérdida de apetito, caída del cabello (alopecia), cansancio y propensión a las infecciones.

Otros órganos que pueden verse afectados por el tratamiento quimioterápico, aunque con menos frecuencia, son el riñón, corazón, pulmón, piel, vejiga y sistema nervioso.

Antes de iniciar el tratamiento, puedes comentar con tu oncólogo qué efectos secundarios pueden aparecer con el tipo de quimioterapia que te vaya a administrar. Si ya has comenzado con los ciclos, no dudes en indicarle cualquier síntoma que aprecies, de forma que pueda añadirte el tratamiento más indicado para que éste desaparezca o se haga más tolerable.

 

¿CUÁNDO APARECEN Y CUÁNTO TIEMPO SUELEN DURAR?

Cuando los efectos secundarios de la quimioterapia aparecen, lo suelen hacer desde unas horas hasta varias semanas después de la administración de los fármacos. Recuerda, sin embargo, que la mayoría de los síntomas desagradables desaparecen rápidamente tras finalizar la quimioterapia y, la mayoría de las veces, sin dejar secuelas.