Cuando colaboras con la AECC, tú también investigas

Un análisis de sangre ayuda a predecir si funcionará la inmunoterapia en cáncer de pulmón

Proyecto dirigido por:
Equipo Dr. Escors

El Dr. David Escors, investigador del centro de investigación biomédica Navarrabiomed junto con su equipo, el IdISNA y el University College London, ha hallado una manera de predecir la probabilidad que tiene la inmunoterapia anti-PD1 de funcionar en pacientes con cáncer de pulmón no microcítico. En un pequeño porcentaje de casos este tipo de inmunoterapia es muy beneficiosa para el paciente, sin embargo la mayoría de este tipo de pacientes no responde o responden mal a este tratamiento. 

El principal objetivo de los investigadores era entender por qué estos pacientes no respondían bien al tratamiento, centrándose en estudiar unas células del sistema inmunitario que se encuentran circulando en la sangre y sobre las que actúa la inmunoterapia, los linfocitos T.  En esta investigación compararon pacientes de cáncer de pulmón no microcítico que no respondían a la inmunoterapia con pacientes que sí respondían. Mediante un análisis de sangre donde estudiaron un tipo de linfocitos T, llamados T-CD4, observaron lo siguiente:

  • En un grupo, los niveles de linfocitos T-CD4 eran normales y funcionaban de manera eficiente. Este grupo de pacientes respondía a la inmunoterapia en un 50% de los casos. 
  • En el otro grupo los niveles de linfocitos T-CD4 estaban alterados (siendo más bajos de lo normal) y no funcionaban bien. Este grupo de pacientes no respondía a la inmunoterapia. Indagando más en este grupo los investigadores han visto que estos linfocitos T-CD4 alterados presentan grandes cantidades de dos moléculas en su superficie (PD1 y LAG3). 

Gracias a estos resultados, el equipo de investigación ha podido comprobar que, con un análisis de sangre, antes del tratamiento de inmunoterapia, se puede predecir la probabilidad que tiene un paciente de beneficiarse o no del mismo, siendo mayor en aquellos pacientes donde los niveles de estos linfocitos T son normales y funcionan bien. Además, el equipo del Dr. Escors ha comprobado que bloqueando a la vez las moléculas PD-1 y LAG3 que se encuentran en grandes cantidades en los linfocitos T CD4 alterados, se puede conseguir que éstos vuelvan a funcionar de manera eficiente, aumentando así la probabilidad de que la inmunoterapia antiPD-1 sea efectiva.

Estos resultados son un avance hacia la medicina de precisión en cáncer de pulmón, pudiendo adecuar el mejor tratamiento para cada paciente en función de sus necesidades concretas. El trabajo ha sido publicado en la prestigiosa revista EMBO Molecular Medicine.

Más información: https://www.ncbi.nlm.nih.gov