Hace 2 años

La verdad es que siemprdo le doy consejos a todos pero nunca los puedo hacee no puedo seguir siempre tengo una mascara puesta y asi yo quiera quitarmela no puedo ya es un mecanismo de defenza no quiero que nadie mas me pueda errir pero la verdas es que en las noches. El vacio las ganas de llorar que tenga no salen . simplemente no pueden e aguantado toda me vida y me e quedado callada llora a cuando no podpodia mas la verdad tengo 16 año intente suicidarme dos veces peri creo que ahora ya se como sin fallar pero no quiero sarme por vencida pero ya no puedo mas...

Hace 2 años

Hola María, no te des por vencida. Entiendo lo que comentas de ir como con una máscara y ayudar a los demás, pero ahora toca que te ayuden a ti, aquí estamos todos los de esta comunidad, pero no dudes también llamar al teléfono gratuito que está las 24 horas.

Muchas veces lo vemos todo muy negro y no encontramos la motivación, la vida nos pone momentos más difíciles pero de todo se sale, tu puedes María, elige vivir y la vida te pondrá cosas maravillosas en tu camino.

La adolescencia es así, muchas veces te sientes que no sirves para nada, te importa más de la cuenta lo que los demás piensan, te da la sensación de que todos te miran...es una época muy dura pero también es como una prueba que tenemos que superar para ir modelando nuestra personalidad y hacernos más fuertes.

Todo pasa, aunque en el momento se haga muy cuesta arriba. No dudes en explicarle a tus padres, profesores, orientador del instituto...nunca queremos contar cómo nos sentimos por miedo a si va a cambiar algo en su forma de vernos o de tratarnos, o porque no queremos preocuparles. Pero te aseguro que es lo mejor que puedes hacer aunque ahora no lo veas así, todo con el tiempo con la perspectiva se ve mucho mejor.

Sé que es difícil encontrar una motivación, pero seguro que encuentras antes o después alguna afición que te apasione, cada uno tenemos la nuestra, ya sea la música, la escritura, baile, algún deporte...el caso es ir probando y aprendiendo cosas nuevas que nos enriquezcan.

No te quedes con lo malo de la vida, sino con lo bueno, aunque no lo veas ahora también hay buenos momentos, pero tenemos que hacernos dueños de nuestra propia vida, tomar las riendas y no dejar que nada ni nadie nos atormente, tu puedes María! Aquí estamos para leerte, no dejes de escribirnos. Un abrazo fuerte