¿Cómo te podemos ayudar?

Helado ligero

Helado ligero al momento

 

Ingredientes para 4 personas: 

  • 200g de fresas
  • 50g ciruelas
  • 6 gotas edulcorante líquido (opcional)
  • 1 yogur desnatado
  • 25g leche desnatada
  • Frutas para decorar (opcional)

 

 

 

 

 

Elaboración

  1. Cortar la fruta a trozos no muy grandes (así se podrán triturar mejor) y disponerla en una bandeja o recipiente bien extendida. Ponerla en el congelador.
  2. Una vez congelada, ponerla en un vaso americano con el resto de ingredientes.
  3. Triturar con golpes rápidos y cortos, si se tritura seguido, sin parar, podría calentarse la mezcla y derretirse. Ayudarse de una cuchara para ir recogiéndolo y mezclándolo para que vaya formando una crema helada.
  4. Disponerlo en copas y servir. Si se quieres se puede servir con un poco de fruta fresca o menta.
  5. Es importante consumirlo justo después de preparar. En el caso de que no se pueda, se aconseja dejarlo en el congelador.  Aunque si se deja demasiado rato, perderá la cremosidad.

 

Es importante que la fruta sea pulposa, no de zumo.

Podéis variar la fruta según más os guste (pera, manzana, melocotón…).

 

Observaciones  

El helado es una buena opción para mucho de los síntomas que aparecen durante el tratamiento. En este caso se ha preparado sin azúcar ni grasa, por lo que es más suave y ligero y puede ser mejor tolerado. Por lo tanto este helado es apto para la pérdida de apetito, el estreñimiento, las náuseas, la boca seca. Si la fruta no es muy ácida también podría ser bien tolerado por las personas con llagas en la boca.

 

Contenido relacionado