Hace 2 meses

Hola, me gustaría compartir un testimonio sobre el Cáncer de Pulmón. En septiembre de 2020 le diagnosticaron a mi padre cáncer de pulmón microcítico en estadio IV con metástasis en organos cercanos a los pulmones (el cerebro nunca estuvo afectado. Realizó un ciclo completo dr 8 sesiones de quimio sin apenas efectos secundarios y radioterapia al cerebro (preventiva). Tras esto las metástasis se redujeron pero el tumor del pulmón creció y le propusieron realizar otro tratamiento de quimio (esta vez mucho más agresiva). En abril de 2021 contrajo una infección provocada por la quimio (que según informe médico superó en el hospital). En el informe médico no se especifica “causa específica” de muerte, es decir a pesar de tener la enfermedad, lo único reflejado en el informe de éxitus es anorexia y empeoramiento general. Mi padre (literalmente de un día para otro) dejó de comer, moverse, abrir los ojos, hablar. Le preguntamos a los médicos si era normal que las personas que padecían ese u otro tipo de cáncer se convirtieran prácticamente en “un vegetal” de un día para otro (disculpen el uso de esta expresión pero define de una forma precisa el estado al que llegó mi padre de forma casi instantánea en menos de 24h cuándo el día anterior comía y se movía él solo). Los médicos dijeron que era normal, pero no nos dijeron por qué ni cómo llegó a ese estado de forma instantánea (en lugar de algo progresivo). Posteriormente le sedaron y en menos de 2 días murió.  A veces, he pensado que pudiera haber negligencia médica y otras he pensado que mi padre pudo haber experimentado “un shock” por darse cuenta de su propio empeoramiento o escuchar algún comentario negativo en el hospital.  Es por ello que escribo este testimonio, para conocer si alguien que haya pasado por lo mismo puede contarme au experiencia al respecto. Y saber así si es normal que en la fase de fallecimiento, el cáncer provoque en la persona la pérdida automática de todas las funciones corporales de un día para otro. 

Hace 2 meses

Nodi, sentimos mucho el fallecimiento de tu padre. Si necesitas ayuda, llámanos al 900 100 036. Un abrazo