Gracias

Hace 4 años

somos tristeza
por eso la alegría
es una hazaña
Mario Benedetti.

Una vez me impactó este poema, un haiku del maravilloso Mario. Simple, breve, inmenso. Y hoy me lo he encontrado de nuevo, y no podía sino compartirlo. Igual lo conocéis. Somos tristeza, por lo general. Combatimos en un mundo lleno de corrupción, de guerras, de odios y envidias, y de la codicia de unos pocos y la desgracia de unos muchos. La alegría en un mundo así de gris, cierto, es una hazaña. Y aún así, estamos rodeados de personas que enarbolan su bandera de alegría día a día, que nos contagian con su entereza, sus ganas de vivir, de compartir, de aprender y crecer en todo. Me siento afortunada, a pesar de las adversidades, de los problemas que nos han venido sin esperarlos, de los fracasos, de las dudas. Hay gente hermosa en el mundo. Gente dispuesta a coordinarse, organizarse y encender luces, iluminar la oscuridad que a veces se instala en nuestra vida sin permiso. Gente agradecida y generosa. Que no pide nada a cambio. A veces miro a mi hermana cuando duerme. Pienso en sus grandes ojos, y me vienen recuerdos de cuando era niña. Sus rizos oscuros, sus grandes pestañas, su cuerpo diminuto. No puedo sino estar alegre. Alegre de poder contar con ella. Del tiempo que me ha brindado. Y le pido en silencio que luche, que no deje de luchar y de creer en sí misma. Espero que sepáis lo importante que es para nosotros, los que lo sufrimos indirectamente, que pongáis empeño y fuerzas en seguir adelante, porque sois nuestros pasos en el camino. Hoy me mandó un mensaje de voz..."no te preocupes, que ya hoy estoy mejor". Y entonces lo comprendo. La alegría es su hazaña, la nuestra. Y en ello estamos...Ánimo a todos.
Hace 4 años

Hola Ana, lo primero por si no vuelves a leer mi testimonio, estaré encantada de construir el castillo con tu ayuda, dos manos más siempre van increíblemente bien. La verdad es que la vida pone piedras en el camino, algunas muy grandes que son difíciles de cargar, nosotras somos acompañantes de enfermos y cuestan esas piedras las que más, además en tu caso está lejos, yo viví 8 años en Londres, y sé lo que es la distancia. Pero la vida está llena de alegrías más que de tristeza, por lo menos así lo siento yo, aunque estos 3 meses han sido más de tristezas que de alegrías, pero tenemos la suerte de seguir con ellas, de quererlas incluso más si se puede, tenemos oportunidades de que mejoren, podemos decirles que las queremos, podemos hacerles lentejas como le hacías cuando estabas allí, te has dado cuenta de que tiene una gran familia política, aunque no me gusta mucho ese nombre y vosotros que la queréis con el alma, además recuerdos de infancia, cuando estabas con ella, esos recuerdos son alegrías, aunque ahora se empañen de tristeza, ella lucha te lo aseguro no hace falta que se lo digas, sólo tienes que estar ahí, como lo estás haciendo hasta ahora. Y estar fuerte cuando ella se caiga, porque nosotros les damos el empuje que a veces les falta a nuestros grandes valientes, porque ellos son nuestros héroes, sonríen, cuando a lo mejor deberían llorar, y no lloran luchan, y es una lección que estoy aprendido a pasos agigantados, no me gustaría aprenderla como lo estoy haciendo, pero es lo que nos ha tocado, así que se feliz, busca esa alegría en cada segundo de tu vida e intentemos alejar la tristeza, porque lo único que hace es apagar nuestros corazones. Te mando un gran abrazo y toda la energía positiva posible para darte esas alegrías que tanto nos faltan últimamente.

Hace 4 años

Hola, Vanesa. Alegre de leerte. Tu castillo irá creciendo, estoy segura de que mucha gente va a participar, a aportar su pequeña o gran piedra, cada una con un buen sentimiento, o un recuerdo. Me alegra saber que hay gente positiva, que a pesar de todo seguimos poniendo todo en la lucha y seguimos adelante. A veces pienso que nada es justo, pero miro a mis sobrinos y pienso, "¿qué pensarán de nosotras si no luchamos?, ¿qué imagen vamos a dar?". Hemos de luchar sí o sí, y tienes razón, son nuestros grandes valientes. Cuando la miro pienso que merece la pena luchar, reponerse de la tristeza y tragarse las amarguras. Estoy segura de que hemos de ver tiempos mejores, y aprenderemos lo que es la vida, la verdadera. Ésa que nos muestra el dolor. Gracias por tus palabras, y aquí estoy por si necesitas algo. Un abrazo grandote y sentido de veras.

Hace 4 años

Gracias Ana, muchísimas gracias por tus palabras otra vez, llenas de sentimiento. Gracias de verdad. Y tus sobrinos ven a dos grandes LUCHADORAS!!! y AMOR, que es lo que mueve el mundo. Yo también estoy aquí para todo lo que necesites.

Hace 4 años

Gracias, bonita!!!

Hace 4 años

Uuff, Hermoso......muy hermoso, gracias por escribir algo tan bonito, que llega tan directo al sentimiento.....

Hace 4 años

Fran, te mandé mensaje via mail, al correo de tu perfil. Gracias, espero que te encuentres bien...

Hace 4 años

Gracias por hacernos participes de esa bonita, un abrazo

Hace 4 años

Sí Ana, vi el mail anoche pero estaba como adormilado y me dije, mañana le escribo.... esta semana empecé a ir al gimnasio a diario y ando un poco más liado que de costumbre...y la verdad.. me alegré mucho de verlo....siempre gusta que se acuerden de uno... Gracias guapetona....muuuac.

Hace 4 años

Niño, yo debería ir al gimnasio, pero qué pereza. Tengo una bici estática en casa, igual me pongo a quemar tensión así. Me alegro de que te alegrases. Ya sabéis dónde contactarme! Un besote y a pasar un gran día...

Hace 4 años

Carol, a ti por leerme, preciosa!!!!

Hace 4 años

Preciosas palabras, gracias x compartirlo con nosotr@s, mil besosss guapa

Hace 4 años

Hola Ana, ¡que suerte tiene tu hermana de tenerte! por supuesto la misma que tienes tú de tenerla a ella, y que bonito lo que escribes, lo que sientes, lo que nos transmites a todos. Es cierto que cuando una enfermedad de estas llega a una familia, todo se desencaja, nuestro mundo se pone patas arriba, y el miedo se instala en nuestras vidas con toda su crudeza, pero también aprendemos a valorar los momentos, las miradas, las caricias, las sonrisas y las lágrimas que podemos compartir con ellos. Yo te hablo desde mi posición de paciente y me consta que mis dos hermanas sufrieron y lloraron mucho más que yo, nosotros estamos tan implicados en nuestra curación, ponemos tanta energía en salir adelante que aparcamos las lágrimas (mientras podemos) y no te imaginas lo mucho que nos anima la alegría de los que nos rodean. Nosotras nos reíamos muchísimo juntas, pasábamos mucho tiempo hablando y diciéndonos un millón de veces lo mucho que nos queríamos, compartimos muchas cosas y sí nuestro vínculo ya era fuertísimo, después de esto, somos tres corazones encadenados para siempre, pase lo que pase. Es posible que no viva lo suficiente para agradecerles toda la alegría que me dieron en los momentos más duros y como tiraron de mí cuando yo desfallecía, es posible que nunca pueda demostrar que ellas me devolvieron parte de la vida que se me escapaba pero yo sé que sin ellas, sin el calor de toda mi familia, no lo hubiera conseguido. Así que gracias a todos los familiares que nos acompañáis y nos amáis. ¡Suerte corazón, lo váis a conseguir!.

Hace 4 años

Gracias a ti por el mensaje y gracias a tod@s por las palabras.

Hace 4 años

Me han parecido muy hermosas tus palabras, yo a veces no se plasmar lo que siento.

Tener a un familiar enfermo es muy duro, siempre intentando contestar a las preguntas que nos hace, muchas veces no tienes respuesta, oír le decir los miedos que tiene, que suelen ser los mismos que tu tienes pero que tienes que ocultar.

Quizás sea cobarde pero desde que empecé con la enfermedad de mi hijo, no quiero pensar en ello, sólo quiero disfrutar el día a día y ser felices, los momentos que podamos, estar con él en todo y para todo.

Decirte que aunque no puedas estar físicamente al lado de tu hermana todo el tiempo que quisieras en la distancia también puedes hacerla sentir que estas ahí. Muchas veces personas que están cerca no dan o no saben dar el apoyo necesario.

Disfruta de todos los momentos, aunque sea en la lejanía.

Un abrazo

Hace 4 años

AleCoco, mucho ánimo y palante, un abrazo grande.

Varualpa, para nada te veo cobarde. Más bien inteligente, tu actitud es la correcta, porque somos tiempo, y hemos de disfrutar el tiempo. Sufrimos mucho, mucho al estar junto a ellos, pero no cejamos en el empeño de ayudar, proteger y animar. Eso es importante. Espero que todo vaya bien y si tienes necesidad de hablar, aquí estamos. Un abrazo grandote!