GRACIAS!!!

Hace 5 años

Este es mi testimonio más importante y que necesito llegue más lejos y es dar las GRACIAS a todas las personas a las que he descubierto por esta enfermedad, algunas llevan conmigo toda mi vida (mis padres, mi hermana) otros casi la mitad de mi vida (mi compañero, amigo, confidente, amante, paciente) y sin embargo he conocido una parte de ellos totalmente desconocida para mi, yo siempre he sido muy autosuficiente y ellos se han reinventado para mi en enfermeros, psicólogos, acompañantes algo de lo que nunca habían ejercido y que admiro profundamente. Mis amigos me han apoyado con una cariño profundo y carente de compasión, con delicadeza y muchas, muchas risas que es la mejor terapia, yo me río de mi misma y ellos más.
Y este GRACIAS va dedicado muy especialmente a los profesionales que he tenido la suerte de conocer, algunos ya desde hace años como mi ginecólogo XOSE ANXO VIDAL, con el que ya he pasado por un cáncer de útero y que pese que no había indicios de que este bulto (que llevaba conmigo varios años) fuera más que eso un bulto sin más, no escatimó en solicitar todo tipo de pruebas, un profesional íntegro, entregado y que ha estado en contacto conmigo, siguiendo todo el proceso con llamadas, whatsapp... GRACIAS.
GRACIAS al Dr. Albaina el cirujano que con su sonrisa después de la operación me trasmitió toda la tranquilidad que necesitaba. que se sintió tan orgullo de su trabajo que no escatimó en enseñarlo, y a mi me dio el mismo orgullo de mis pechos.
GRACIAS: a todo el personal sanitario, enfermeras, auxiliares, celadores del Abente y Lago en A Coruña que en todo este camino me han transmitido apoyo, cariño y gran profesionalidad.
Hace 5 años

Como me alegro de que vaya bien la cosa , feliz noche vieja y lo mejor de lo mejor para el 2013 .

Hace 5 años

Me alegro muchísimo y además también agradezco tu reconocimento al personal sanitario, del que nos olvidamos muchas veces. A nosotros también nos han tratado genial. Nunca han escatimado pruebas, controles... y se han comportando como verdaderos profesionales, dedicándonos todo el tiempo que precisabamos, atendiendonos a cualquier hora, tanto en el hospital de La Paz, en Madrid donde trataron a mi hijo, como en el HULA, en Lugo, donde vivimos, cuando regresábamos de los tratamientos y necesitaba transfusiones o alguna medicación. Estoy muy orgullosa de nuestra sanidad pública.

Bueno, y a seguir con ese espíritu positivo! PA´LANTE!

Bicos.