Una historia más

Hace 1 año

Buenos días. Me llamo José y tengo 20 años. El pasado febrero, me diagnosticaron un melanoma y todo lo que ello conllevó después. Por suerte, al menos de momento, la historia ha acabado con un final feliz. Me gustaría contar como fueron esos dias, cómo me sentí, para intentar infundir un poco de esperanza en aquellos que lo necesiten.
El pasado 23 de enero de 2017 me quitaron un lunar en la espalda. En realidad, eso no tenía nada de peculiar, tanto yo como mi madre, la cual quiso e insistió en que me lo quitaran porque decia que había cambiado un poco y no pasaba nada por quitarlo. Además, elegí ese dia porque era justo el dia en el que acababa los exámenes, ya que estaba en segundo de carrera y bueno, no es fácil compaginar los examenes con pasar una tarde en el médico.
Lo que ocurrió a continuación sería lo que le daría el mayor vuelco que ha sufrido mi vida desde que tengo memoria.
Miércoles 15 de febrero, sobre las 7 de la tarde. Recuerdo que estaba estudiando, como siempre, hasta que me llamó mi madre diciéndome que cancelase cualquier plan que tuviese el jueves, que había llamado el medico con los resultados y teniamos que ir. Yo, conozco a mi madre, y detecté algo en su voz que no me gustó. Colgamos pero ineludiblemente llamé otra vez, puesto que no sabía bien que podía pasar pero su voz era lo que más me perturbo. Al descolgar la segunda llamada fue cuando se me cayó el mundo a los pies; mi madre lloraba porque lo que me habían quitado era un melanoma.
¿Qué era un melanoma? No teníamos ninguno ni idea, ellos estaban buscando por internet todo tipo de cosas, y frecuentemente en estos casos no es lo más conveniente buscar esto por internet. En aquel momento no sentía ni mi propia respiración, aquello era cáncer. Probablemente fue la llamada más larga que hemos tenido tanto mi madre como yo. En fin... en realidad, quizá me mareé pero ni me acuerdo, no tenía mente para nada más. Tenía 20 años recién cumplidos, no conocía a nadie de mi edad que le pasase eso, no sabía si era de los de buen pronóstico o de los de malo, no sabíamos nada...desolación, angustia, supongo. No recuerdo mucho de los días posteriores, salvo las pruebas que tenían que hacerme buscando posibles metástasis, lo típico cuando diagnostican este cancer; analisis de sangre, TAC con contraste y ganglio centinela. Cuando hablamos con el médico al dia siguiente es cierto que teníamos esperanza, porque no era muy grande, estaba en una fase inicial y en fin, teóricamente estaba pillado a tiempo. Pero bueno, aqui no hay garantías 100%, puede tener un grosor de..Breslow? de 0,49mm, que no es mucho puesto que es a partir de 0,75mm cuando el asunto es más serio, y quizá se haya ido a otro lado.
El miedo se apoderó de nuestras vidas durante 4 largas semanas. Las pruebas iban saliendo bien, pero ninguna era diferenciadora por si misma, tenian que ser las 3 para dar más seguridad.
Y además, mi madre tuvo muchos problemas para la operación del ganglio, puesto que donde vivimos no la hacían por nuestra compañia y tuvo que llamar a clínicas de madrid y ninguna nos hacía la prueba lo antes posible, por un motivo o por otro... una agonía para ella, y para mi.
Por suerte, logramos que nos la hicieran a las dos semanas, junto con la extensión superficial donde estaba la lesión( que es la cicatriz más grande que he tenido nunca, pues es como de 6-7cm de largo, por 3-4 de ancho, por quizá medio de profundidad en la espalda ya que se me abrió un poco cuando estaba curándose.
Todo salió bien, las 3 pruebas, los médicos dijeron que ya estaba, "muerto el perro se acabó la rabia" y a otra cosa. Solamente una revisión cada 6 meses, y ya está.
Sin embargo, personalmente no puedo decir que todo se quedase en un bache.
En la universidad no podía pensar en nada que no fuese, ¿Y si me estoy muriendo?, al igual que en casa, que por aquel entonces estaba la mayor parte de los dias solo, pues no estudio en mi pueblo y durante la semana estaba donde está la universidad. Y los dias se tornaban más y más oscuros, era incapaz de poder imaginar un futuro. Antes del resultado de cada prueba siempre habia una angustia que nunca antes había sentido, la angustia de que llamasen diciendo que nuevamente había salido mal y teniamos que volver al dia siguiente para empezar con más pruebas, o un tratamiento.
Me fijaba muchísimo en el resto de mis compañeros, de mis amigos. Ellos estaban, aparentemente, bien. Intentaba que no se me notase, pero me costaba hasta reir.
En realidad, en el momento en el que ligas la palabra cáncer a tu vida, cambia para siempre. Sólo aparecen dos caminos posibles para la existencia de uno mismo, tener suerte y poder salir del agujero en el que te metes, o no hacerlo.
Me fijaba en los pequeños detalles, en un amanecer sin nada especial, en caminar por la calle sin nada especial, en ver sonreír a alguien sin nada especial, en los gestos de cariño que siempre tienen las madres con uno, y que sin embargo no nos damos cuenta...desgraciadamente, cuanto la posibilidad de morir la entendemos como real y cercana, disfrutamos más la vida porque quizá no vamos a hacerlo tanto como tenemos pensado.
Ojalá y siempre valore tanto la vida, y sus pequeños detalles, como lo hice cuando la posibilidad de no hacerlo tanto como creo.
A todos aquellos los que os encontreis en una situación similar a la mia, os deseo de verdad que tengáis suerte, y nunca perdais la esperanza. Pase lo que pase, no será el final.
Al fin y al cabo, mi historia es sólo la de un chico de 20 años al que la vida le asustó mucho, haciendole replantearse muchas cosas.
Gracias.
Hace 1 año

Hola Jose, me ha conmocionado tu historia, lo has contado muy bien, es lo que sentimos tod@s cuando nos ocurre algo tan grande. Quizás te entiendo mucho mejor porque a mí también me comunicaron los dos diagnósticos por teléfono, la verdad no lo he llegado a entender todavía, ellos no pueden saber si estamos solos, deprimidos por algo, situación en la que nos encontramos y un largo etc.

A mi me diagnosticaron el 7 de julio, además de las dos llamadas, una con resultado de biopsia positiva de tumor maligno en endometrio y la otra con resultado de tac y que estaba en los pulmones porque se habían escapado las células. Desde ese diagnóstico he escrito varias veces aquí, tanto testimonios míos como comentarios en otros. Te das cuenta de que todos somos iguales, tenemos los mismos miedos, la misma incertidumbre, hasta que no te toca esta enfermedad de forma directa no imaginas lo que se siente aunque lo hayas vivido con otros familiares.

Lo importante es no decaer y tener ánimo, la medicina cada vez está más avanzada y no hay que perder la esperanza. Me alegro mucho, muchísimo de que tu pesadilla haya pasado, a algun@s nos toca esperar un poquito más, pero también pasará. Ahora a cuidarte y seguir valorando la vida, la familia y todo lo que te rodea, esto nos hace cambiar a todos a mejor, ya que nos damos cuenta de pequeños detalles y pequeñas cosas que antes pasaban desapercibidas. Te envío mucho ánimo, gracias por compartir y un abrazo.

Hace 1 año

Hola Jose,me ha impresionado mucho tu historia,es de admirar la valentía y la fortaleza que tienes,has intentado seguir con tu vida,tus estudios y eso es de admirar.sigue adelante,a´nimo y mucha fuerza.eres un ejemplo.

Hace 1 año

Hola José,primero enhorabuena porque acabaste con el bicho y segundo me gusta mucho como te has explicado.la verdad que tienes razón,te replanteas muchas cosas de la vida,ami de repente me tuvieron que operar de urgencia porque tenía un tumor en el Colon que me estaba obstruyendo,y así de la nada de un día para otro acabas en un quirófano y los próximos días metida en un hospital intentando asimilar que está pasando!Por suerte mi bicho no se había escapado por ahí y no tuve que hacer quimio,pero cuando paso un mes o así me dio el batacazo mental,me despertaba con ansiedad, vivía con ansiedad,se me aceleraba el corazón pensando que me iba a pasar algo y acabaría otra vez en quirófano,en algunos casos te queda muy marcado lo vivido,yo no consigo olvidarme de todo lo que pase y ya a pasado más de un año,tienes razón nos vemos cerca de la muerte y no es precisamente lo que más miedo me da,lo que me da miedo es no poder volver a ver esos despertares,la carita de mi niño,verlo crecer,reír...El me necesita,no quiero que crezca sin su mamá y lucharé todo lo que pueda para que me tenga tantos años como sea posible.seguramente esta etapa te ha hecho más fuerte,más maduro y sobretodo otra manera de ver la vida,lo único que hay q hacer en esta vida es quererse y eso es la mayor medicina.animo que ya lo tienes superado y a disfrutar de la vida que nosotros ya emos aprendido que un día estás y al otro puede que no!

Hace 1 año

Holaa,

Me alegro mucho de que estes bien, que bien!. Como no va a cambiar la vida, cambia y de que manera... uno se da cuenta de lo fragiles que somos y que en un pispas da un vuelco la vida.

Disfruta mucho y me alegro de corazon que estes bien.

Aprovecho para mandaros un fuerte abrazo a todos, esta enfermedad es dura y golpea haciendo mucho daño pero el buen animo, los amigos, la familia, la medicina, la fe.... pueden con ella en cada vez mas casos.

Un abrazo,

Besos

Hace 1 año

Como me alegro que a ese chico de 20 años la vida le deje seguir sonriendo.Está enfermedad como otras tantas hacen que mires la vida de diferente manera.Vives miles de sentimientos,pero hay que agarrarse a lo positivos.Cerrar los ojos y dejarse vencer no es la solución.Disfruta de la vida ,estás aquí!.Saludos

Hace 1 año

Hola Jose! eres muy valiente, todo un campeón. Espero que no te den más sustos y continúes con tu vida felizmente. Yo también valoro más esas pequeñas cosas...una sonrisa, un abrazo, el amanecer...como tu dices. Todas estas cosas se ven diferentes cuando ves la muerte cerca pero...aún nos queda mucho por vivir!!! un saludo y a seguir estudiando!!!

Hace 1 año

Muchas gracias a todos los que me habéis comentado. La verdad es que, aunque a mi me pasó lo que pasó, sigo sin tener ni idea de lo mal que se puede llegar a pasar. Sin embargo, creo que algo de toda aquella experiencia si que me llevé, y lo que se siente es muy profundo. Pero siempre hay que tener esperanza, pase lo que pase, o digan lo que nos digan en los resultados.

Muchas gracias y mucho ánimo a todos, si necesitais cualquier cosa, por aqui estaré.

Hace 1 año

José, nos ha gustado mucho tu testimonio. Muchas gracias por compartirlo con todos nosotros. Esperamos que sigas entrando por aquí y nos vayas contando cómo van saliendo las revisiones, y nos ayudes a todos con tu actitud positiva. Un saludo y bienvenido