¿Cómo te podemos ayudar?

Evita el consumo de alcohol

Si bebes alcohol, ya sea vino, cerveza o bebidas de alta graduación, modera el consumo, aunque lo mejor para la prevención del cáncer es evitarlo. 

Vaso de vino

El consumo de bebidas alcohólicas aumenta el riesgo de padecer entre otros, cáncer de la cavidad oral, faringe, laringe, esófago, hígado, colorrectal y mama.

En el caso del cáncer de hígado esta asociación es muy importante sobre todo a través del desarrollo previo de cirrosis hepática.

Respecto al cáncer de mama el interés de esta relación radica en que el consumo de pequeñas cantidades de alcohol (tan sólo 10 gr/día) se asocia con un aumento del riesgo de esta enfermedad, cuando se comparan mujeres bebedoras y no bebedoras.

Si al consumo habitual de bebidas alcohólicas le añadimos el de tabaco, se multiplica el riesgo de padecer algunos de estos cánceres entre 10 y 100 veces respecto a las personas que nunca han fumado ni bebido.

La cantidad ingerida de alcohol unida a una dieta pobre en verduras, hortalizas y fruta, común en los bebedores habituales, desempeña también un papel importante en el aumento del riesgo.

Para que el consumo de bebidas alcohólicas no sea perjudicial para tu salud, la cantidad que una persona adulta sana puede ingerir no debe superar los 20 gr. de alcohol al día (dos unidades de bebida) en el caso de los varones, y los 10 gr. de alcohol al día (una unidad* de bebida) en el caso de las mujeres.

Los niños no deben tomar bebidas alcohólicas en ninguna cantidad, ya que no se conoce ningún límite de seguridad en su consumo.  (*) Una unidad de bebida equivale a 10 gramos de alcohol. La cantidad equivaldría a:

  • 1/2 vaso de vino (100 ml)
  •  un vaso de cerveza (200 ml)
  • 1/4 copa de bebida de alta graduación (25 ml)

 

 

Contenido relacionado