Anatomía de la piel

La piel es el órgano más grande del cuerpo, cuya misión principal es la de protegernos de la temperatura, del sol y de las infecciones. La piel recoge las sensaciones de temperatura, el tacto y el dolor. Para entender cómo aparece el cáncer de piel, es necesario entender este órgano.

Características de la piel

Las características de la piel (es decir, el grosor, el color, la textura) no son uniformes en todo el cuerpo. Por ejemplo, la cabeza presenta más folículos pilosos que cualquier otra parte, mientras que las plantas de los pies no tienen ninguno. Además, la piel de la planta de los pies y de la palma de las manos es más gruesa.

Las capas de la piel

La piel tiene varias capas: una capa externa llamada epidermis, otra más interna denominada dermis y, debajo de esta última, la hipodermis.

Anatomía de la piel

 

¿De qué está formada la epidermis?

La epidermis está formada por tres tipos de células:

  • Células escamosas: Es la capa más externa que está en continua descamación porque sus células (queratinocitos) se dividen y reemplazan continuamente. 
  • Células basales: Se encuentran situadas debajo de las células escamosas.
  • Melanocitos: Se encuentran en todas las capas de la epidermis y forman la melanina, que es el pigmento que da color a la piel.

 Cuando recibimos los rayos solares, los melanocitos producen más pigmento, con lo cual la piel se broncea y se oscurece.