¿Cómo te podemos ayudar?

Evolución del cáncer de testículo

El cáncer de testículo sólo representa alrededor del 0,5-1% de los tumores del sexo masculino, con aproximadamente 49.000 nuevos casos al año en todo el mundo, pero su número  va en aumento desde los años 50, sobre todo en países desarrollados (alrededor del 60% de los casos se registran en ellos).

Las tasas de incidencia más altas del mundo se encuentran en las poblaciones caucásicas, especialmente las de los países del Norte de Europa (Suiza, Alemania, Dinamarca, Austria y Noruega). Es un tumor muy raro entre personas de color y asiáticos. 

El último informe epidemiológico GLOBOCAN 2012, cifra en 823 casos el número de cánceres de testículo que se diagnostican anualmente en España (0,6% de los cánceres entre los hombres).

Hay varios tipos histológicos de cáncer de testículo, y casi todos (90%) derivan de las células germinales (Tumores de Células Germinales o TCG). Dentro de los TCG, se distinguen los seminomas y los no seminomas (teratomas malignos, carcinomas embrionarios y coriocarcinomas). Seminomas y no seminomas se reparten aproximadamente al 50% los TCG de testículo. Hay tumores mixtos. Los seminomas aparecen un poco más tarde y son menos agresivos que los no seminomas, pero desde la introducción de los tratamientos con cisplatino en los años 70, el pronóstico es prácticamente igual en los dos tipos de tumor, con cifras excelentes de supervivencia, incluso en tumores diseminados.

Es un tumor propio de jóvenes. Más de la mitad de los casos se diagnostican entre los 20 y los 35 años: los seminomas alrededor de los 30-35 años, y los no seminomas, una década antes. Entre los 15 y los 35 años es, junto con los linfomas, el tumor más frecuente en los hombres. Sólo un 10% se diagnostican por encima de los 50 años, y son en su mayoría seminomas.

No se conocen bien los motivos que pueden producir un cáncer de testículo, pero su aumento en las últimas décadas en los países industrializados, hace pensar que estos motivos son ambientales, que actúan en edades muy tempranas y que están relacionados o son los mismos que causan el descenso de la fertilidad masculina. De hecho, la incidencia de cáncer testicular se considera en algunos ámbitos como un indicador de la salud reproductiva de una población.

El único factor de riesgo conocido es la criptorquidia (ausencia de descenso del testículo al escroto en los primeros años de vida). También hay una mayor probabilidad si hay antecedentes familiares o personales de cáncer de testículo. Se han estudiado muchos otros factores (traumatismos, vasectomía, hernia inguinal, factores hormonales, nutricionales, exposición a tóxicos….), pero no hay resultados concluyentes.

Aproximadamente un 96% de los pacientes que sufren un cáncer de testículo en España sobreviven más de 5 años.

 

Supervivencia

 

Este elevado % se trata de una supervivencia global, sin tener en cuenta edad, tipo histológico o fase de la enfermedad. En estadios precoces puede llegar al 100%. Si existen metástasis, desciende hasta un 60-70%.

En general tienen mejor pronóstico los pacientes más jóvenes.

La supervivencia es excelente tanto en seminomas como en no seminomas. Recientes estudios demuestran que la supervivencia, a igualdad de estadio, es prácticamente la misma en los dos grupos, y que se mantiene a los 10 años.

La supervivencia tras un cáncer de testículo en España es similar a la media europea, que se sitúa en torno al 95%.

 

 

Mortalidad

 

El cáncer de testículo fue el motivo de aproximadamente 8.900 muertes en todo el mundo en el año 2002 (0,2% del total de fallecimientos por tumores malignos). El número de casos no deja de aumentar, pero las tasas de mortalidad descienden constantemente en los países desarrollados. De hecho, más del 70% de las muertes se localizan en países en vías de desarrollo, el mayor número en Sudamérica y Europa Oriental.

En España fallecen 42 hombres al año (el 0,06% de todas las muertes por cáncer entre los hombres).

La edad media al fallecimiento por un cáncer de testículo en España es de 45 años.

Contenido relacionado