Sarcoma de tejidos blandos: síntomas

Los síntomas del sarcoma de partes blandas pueden ser diversos y en etapas iniciales no producir ningún síntoma dado que este tumor puede originarse en distintas localizaciones.

No es lo mismo si el sarcoma asienta en una extremidad que en el abdomen.

sarcoma síntomas

 

Tipos de síntomas

Los sarcomas de partes blandas se presentan con más frecuencia en las extremidades y después en el tórax y retroperitoneo (en el abdomen, detrás de los intestinos). A continuación, se detallan los síntomas más comunes: 

Masa (bulto)

Puede ser palpable una masa (bulto) en un brazo o en una pierna que aumenta de tamaño en semanas o meses. 

Dolor

La masa o bulto que aparece puede ser dolorosa o no, aunque lo más frecuente es que al principio sea indolora. El dolor puede ocurrir por el crecimiento del propio tumor o bien por afectación de otras estructuras cercanas como nervios o músculos.

Sangrado

En los tumores retroperitoneales (situados en el abdomen, detrás de los intestinos), puede producir sangrado por invasión de órganos contiguos, como puede ser el estómago o el intestino.

En estos casos se producirán deposiciones con sangre, o bien de color negro y viscosas. Si el sarcoma se sitúa en el útero, producirá sangrado ginecológico.

Aumento del perímetro abdominal

En tumores muy voluminosos que afectan a órganos abdominales o retroperitoneales, puede aparecer una masa (bulto) que se puede palpar en el abdomen. En esta localización pueden alcanzar gran tamaño antes de producir síntomas.

Otros tipos de síntomas

Como hemos comentado al comienzo, en otras localizaciones pueden producir síntomas propios de su situación anatómica. Por ejemplo: Si se sitúa en los pulmones, producirá sintomatología respiratoria.

Si produce obstrucción del intestino, puede provocar vómitos y dolor abdominal.

Síntomas generales

Cuando los tumores están más evolucionados o han producido metástasis (extensión a distancia), pueden aparecer diversos síntomas como:

•    Anorexia (pérdida del apetito).
•    Astenia (debilidad)
•    Aumento de peso (en tumores voluminosos)
•    Dolor
•    Fiebre
•    Anemia (Disminución de los glóbulos rojos de la sangre).

¿Qué debe hacer sospechar un sarcoma de partes blandas?

Cualquier bulto que tenga las siguientes características:

  • Nueva aparición.
  • Localización preferentemente profunda, aunque no siempre.
  • Crecimiento rápido.
  • Hematoma (acumulación de sangre) significativo (sobre todo si es profundo)

Ante cualquier bulto de nueva aparición, o ya existente que aumenta de tamaño, hay que acudir al médico. Lo más frecuente es que no se trate de un sarcoma, pero siempre es mejor consultar.