¿Cómo te podemos ayudar?

Síntomas del linfoma no Hodgkin

A veces sólo se detecta el crecimiento de algún ganglio linfático periférico (especialmente si su crecimiento es lento), pero en los de crecimiento rápido son frecuentes los problemas derivados de la invasión de los órganos y tejidos vecinos (dolor, inflamación, derrames con acumulación de líquidos…)

También pueden aparecer síntomas generales como por ejemplo fiebre, sudores nocturnos muy intensos, cansancio o pérdida involuntaria de peso, aumento del tamaño del hígado o del bazo o problemas derivados de la afectación de otros órganos.

 

Actualizado por el Dr. Fernando Ramos Ortega, Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH)

Contenido relacionado